TÁLESIEN + IGNIS ANIMA – MADRID – 09/09/2017

Enlaces:


Cuatro largos años han pasado desde la última vez que TÁLESIEN pisó Madrid. La capital siempre es dura, y más en un concierto como este. Les costó muchísimo cerrar esta fecha que se resistió hasta el último momento. Pero en un empeño personal de la banda por no faltar a su cita madrileña, con una promoción escasa y unas ganas de tocar inmensas, los gallegos volvieron al foro para presentar su nuevo trabajo Tálesien.  Y curiosamente vuelven a la sala donde les vi por primera vez, hace ya casi ocho años. Aquella noche descubrí al que se ha convertido en uno de mis grupos fetiche, una banda que me acompaña de manera muy especial y por la que tengo que reconocer que siento predilección. Aquí podéis leer cómo comenzó todo:

https://subterraneowebzine.com/talesien-shine-black-hat-sala-silikona/

Les acompañan como banda local IGNIS ANIMA, recién llegados del LECHUROCK, donde más de uno descubrió a una banda que no se queda sólo en folk metal: combina varios géneros clásicos y da como resultado una propuesta completa y muy divertida. Abrirán la noche ante una sala medio vacía, pero eso no es razón para no entregarse desde el primer tema.

Se alternarán temas de sus dos trabajos. Comenzamos por “Cicatrices” del más reciente Bajo el yugo del tiempo. Desde este momento, y hasta el final del concierto, no vamos a parar de bailar. Temas pensados para ser himnos, como “Arde el Valhalla”, aires celtas coreados por sus seguidores, que se adivinan fieles e incansables. “Heraldo del hambre” demuestra la gran sintonía que se crea entre ellos y su público, del que enseguida formaremos parte. Con unos ritmos cambiantes y sorprendentes, los temas van dando protagonismo a todo los instrumentos, a pesar de que destaca con un carisma especial el violín de Mercedes Olmeda.

Pero si hay alguien que sabe lo que quiere de nosotros y cómo conseguirlo, ese es su cantante, David. En todo momento se las arregla para montar un buen espectáculo en cada tema. No será difícil en “Avanzar por avanzar”, que ya de por sí es cañera y revoltosa. “Leyendas de sal y marea”, menos conocida pero que parece captar muy bien la esencia de IGNIS ANIMA, da paso a otro de los temas de su primer trabajo Albores de guerra. Aquí su gente será la protagonista, no dejan de serlo nunca. “No es sólo música” habla de un tema eterno con un tinte de nostalgia del pasado. Hija del rock urbano, esta canción está dedicada a todos nosotros. Vuelven los trovadores con “Alma en llamas” a cantar historias regadas con cerveza, y claro, acaban con “Bebercio”, alegato a la noche, exaltación de ese momento previo al amanecer cuando la noche es más poderosa que el día. No podíamos haber empezado mejor.

Suenan las notas de “Noa” como suave introducción, y ya sabemos que no va a ser un camino de rosas para TÁLESIEN. No están (ni mucho menos) en terreno hostil, pero Madrid es duro y no se lo ha puesto fácil esta vez. No es el recibimiento que merecen, y al que quizá se han acostumbrado en estos nueves meses que llevan de gira. Pero no será un obstáculo para unos luchadores como ellos. No es cómo empieza, sino cómo termina. Y pronto sabréis por qué los gallegos están en boca de todos con la presentación de Tálesien.

Lázarus”, como ya es habitual, arranca un espectáculo grande aun en los escenarios más pequeños. Ha pasado mucho tiempo desde aquella primera vez, pero la emoción ante el comienzo sigue siendo la misma. Este tema, además, sabe abrirse camino ante un público que, si bien no vino por ellos, por ellos va a quedarse. “A-legato” pide cercanía. La va a tener, porque TÁLESIEN te toca de cerca. Y a nada que te dejes, ya estás atrapado.

Siempre hay lugar para los clásicos. En esta ocasión sólo tres temas de sus anteriores trabajos han podido entrar en el repertorio (el tiempo siempre es escaso en la capital) pero si había que elegir uno de Melancolía tenía que ser “En tu nombre”. Esta canción sobrevive al tiempo y sigue llegando intacta a los que la escuchan por primera vez. Será la antesala de la poderosa “Neftalí”, donde, si no lo has sido ya, serás atrapado en el universo TÁLESIEN. Cómo lo hacen para que cada vez suene como nunca, cómo puede ser que una canción te libere tanto. La guitarra de Nano pareciera que toca sola, hay un nivel de conexión muy grande. No puedes cerrar los oídos a algo así. Ahora ya no hay quien les pare. Sin piedad llegan “Incomprensión” e “Insomnio” y ya no importa que la sala esté medio vacía para que se caiga el escenario. Muchos se alegrarán esta noche de haber estado aquí. Anxo deja a más de uno con la boca abierta, siempre pasa. Pero aún tiene que llegar “Alma encadenada” para enamorarnos de los teclados de Uri. Y toda la banda es un solo músico en “Arriesgándome”, la muestra de El silencio. Parte de culpa de esa unión la tienen Juan Carlos y Javier, miembros fundadores y alma mater de la banda. Suena “Mártires” y a estas alturas ya nadie duda de que TÁLESIEN está muy lejos del lugar que merece. Una banda enorme que me ha acompañado durante tanto tiempo que ya forma parte de mi vida.

Texto por 

Fotografía por 

 

COMENTARIOS