SYPNOS – Equinoccio, 2011

Enlaces: MySpace Facebook Twitter Otro enlace

Hace algún tiempo que »Equinoccio», el primer álbum de los onubenses SYPNOS, salió al mercado a través de Maldito Digital. Nunca es tarde si la dicha es buena, y créanme cuando les digo que ésta lo es. 

SYPNOS son una formación onubense que echó a andar allá por 2007, como resultado de una unión de músicos jóvenes pero curtidos y experimentados en otros proyectos. Tras una racha de conciertos por la provincia y exteriores en el que la aceptación por parte del público fue una constante, la banda decidió encerrarse para gestar este »Equinoccio».

Si no les conoces, puedo imaginar la sensación que tendrás cuando les escuches… »¿De dónde han salido? ¿Por qué no les conocía antes?». Y es que te gusten SYPNOS o no, pareciese que los chicos se proponen no dejar indiferente a nadie, sonando como auténticos expertos en la materia. No les pasarás inadvertidos porque el cóctel musical que desarrollan es ecléctico, dinámico y potente; siendo un auténtico choque de influencias en los que encontrarás la contundencia del metal fluctuando a la perfección con melodías más »poperas», eso sí, facturado con una calidad de primera. Antes de meterme en materia casi mejor me aventuro y me mojo: señor discazo.

La versatilidad  de Edu Segura a la voz es asombrosa, capaz de combinar miles de sensaciones y sentimientos como la rabia, el odio, la desesperación o la esperanza y así mismo transmitirlos al oyente, sumado a unas letras que tienen mucho que decir en cada tema. Las guitarras empastadas de Niko y Manu son agresivas y potentes cuando desempeñan las labores rítmicas, transformándose en pasajes sutiles y suaves de acústico cuando el guión así lo exige… Un claro ejemplo puede ser »Junto a tí», tercer corte del redondo. El combo rítmico formado por Gallo a la batería y Dani al bajo ejecuta cada patrón con una precisión milimétrica, lo cuál dota de peso y profundidad cada pieza de estas 13 que engloba »Equinoccio». »Memoria borrada», »Grita al cielo», la homónima »Equinoccio», »Incendio», »Mentiras» son algunos títulos que llaman la atención de sobremanera, y buenos ejemplos del tremendo manjar que la banda ofrece, tratándose de composiciones que engloban duras facciones metaleras, éxtasis de melodías que llenan cada segundo de la canción, estribillos coreables y pegadizos, subidas y bajadas de intensidad constantes amenizados con cambios de ritmo, algunos detalles remarcados con guturales e incluso samples con cierto  regusto industrial. De todo, vamos. Buena prueba de ello y para que empieces a impregnarte con el sello SYPNOS, este adelanto que lanzaron del disco titulado »Nada» que a su vez, y bajo mi criterio, conforma uno de los temas más destacados de la obra.

Una de las formaciones más fuertes de la emergente escena de Huelva en estos momentos. SYPNOS propone un álbum que viene a titularse »Equinoccio», con trece cortes en los que prima la buena elaboración de cada uno de ellos, la producción y composición cuidada hasta el más mínimo detalle, la inteligencia con la que han compuesto cada patrón de ritmo, cada secuencia de acordes y cada pasaje melódico. Alrededor de una hora de música en la que no sobra absolutamente ni un segundo.

Para amantes de SÔBER, SOMAS CURE, SHINOVA o incluso SKUNK D.F; he aquí SYPNOS, una banda que inexplicablemente aún no se ha colado entre los grandes nombres del metal melódico, pero que sin duda, está a la altura de los anteriormente nombrados.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS