SWALLOW THE SUN (FIN) – When a shadow is forced into the light, 2019

Enlaces: Facebook

Nunca estuvo claro qué podíamos esperarnos del nuevo álbum de SWALLOW THE SUN. Songs from the north (2015) fue una obra demasiado ambiciosa como para tener continuidad. En esencia fue una especie de estudio sobre el sonido de la banda, profundizando en sus facetas más características a lo largo de tres discos tremendamente diferentes pero complementarios. Yo aún lo considero una obra maestra, y creo que cualquiera podría suponer que no tendría sentido intentar repetirlo. No obstante algo hizo que cualquier expectativa se volviera incierta: en 2016 fallecía Aleah Stanbridge, cantante sudafricana conocida principalmente por su trabajo en TREES OF ETERNITY y pareja sentimental de Juha Raivio.

When a shadow is forced into the light es esencialmente la respuesta musical de Juha a este hecho. Las circunstancias son pues extremadamente serias. He pensado mucho en cómo abordar una crítica musical desde esta perspectiva sin acabar frivolizando, y he concluido que es imposible. Nos encontramos ante una obra profundamente honesta, genuina y personal que escapa a cualquier valoración que yo (o tú) estime oportuna.

Ahora bien, si en su momento pensamos que este podría ser el trabajo más oscuro y desesperado de SWALLOW THE SUN es evidente que nos equivocamos. When a shadow is forced into the light gira en torno al gran tema de la pérdida, pero no entendida como duelo sino siendo más bien el resultado de este proceso. Es probablemente el disco más brillante, cálido y apacible del grupo, y uno de los más positivos y vitales que he escuchado en este género en mucho tiempo. El talento melódico característico de SWALLOW THE SUN se pone al servicio de una densidad armónica bastante compleja pero en casi todo momento consonante y relajada. Numerosas capas y líneas tejen cada tema en un patrón atmosférico y sugestivo que evoca una melancolía reconfortante y alentadora.

Pero esta paz es frágil, y se ve perturbada por pasajes arrastrados oscuros y ásperos que irrumpen en la experiencia queramos o no. El título del disco es sencillamente perfecto. Estas partes pueden recordar más al estilo “tradicional” de la banda, y muestran cierta influencia del black metal, especialmente en el apartado vocal. Y aunque en ocasiones a la composición le cuesta recuperar la armonía, al final lo consigue, porque no puede ni debe hacer otra cosa.

El álbum se percibe como una composición completa con muchas variaciones sobre distintos motivos, por lo que estaría de más destacar algún tema concreto. Cualquier parte del todo pierde fuerza si se descontextualiza, por lo que recomiendo escucharlo con tranquilidad y todo de una vez.

Prácticamente todas las personas a partir de cierta edad hemos perdido alguna vez a algún ser querido. ¿Cómo se afronta eso artísticamente desde un estilo que medra en la tristeza y la decadencia? Obligando a la luz a despejar las tinieblas. Sinceramente, creo que la aceptación del público no estaba en la lista de prioridades de Juha Raivio cuando compuso este disco. No es para ti, ni para mí. Sin embargo tanto tú como yo como la mayoría de las personas podemos entender lo que nos dicen cuando nos hablan de amor y de pérdida. Entendemos lo que pasa cuando la sombra entra en la luz.

Comparte:

COMENTARIOS