SUPERLYNX (NOR) – New moon, 2019

Enlaces: Facebook BandCamp

New moon es el nuevo trabajo que nos presenta la banda noruega SUPERLYNX a través del sello Essence Records, siendo el segundo de la formación desde el álbum de debut LVX de 2003. En esta ocasión nos encontramos con un disco de diez cortes de claro estilo doom en el que la inquietante voz de Pia Isaksen incrementa la sensación de oscuridad y pesadez de los temas.

Hay que reconocer que el disco contiene todos los elementos básicos del subgénero doom (guitarras de afinación baja, baterías pesadas y creación de espacios decadentes y lóbregos) y que no aportarían ningún valor añadido especial al resto de grupos de mismo palo. Pero de una segunda o tercera escucha se ven ciertos elementos interesantes que muestran la experiencia y el saber hacer de un grupo con solera, pues es un disco de estudio que permite con facilidad imaginar cómo sería su puesta de largo en un concierto, ya que se trata de un trío de guitarra, bajo y batería y suena a trío, es decir, no se duplican hasta el infinito las guitarras ni se incorporan líneas adicionales que en directo estarían condenadas al sampler. Por lo tanto, estamos hablando de un disco de sonido honesto y fiel a lo que será su realidad. Este elemento puede hacer que en ciertos momentos le falte algo de empaque o fuerza, pero en ningún caso genera expectativas inalcanzables al oyente.

En este disco no sólo encontramos ritmos pesarosos, como presenta la banda en «Hex«, sino que también hay lugar para el desenfreno en las baterías y en los riffs, como ocurre en «Breathe«. En el tema «Scarecrow» encontramos un planteamiento interesante, pues dentro del doom es innegable el guiño que se hace al rock más clásico. En «Becoming the sea» podemos ver el que puede ser el mejor tema de álbum, pues la parte instrumental sumerge al oyente en una especie de caída libre al fondo del alma, sobre todo por el teclado del inicio y el riff de guitarra principal.

«These children that come at us with knives» es el que trata de manera más destacada el papel de la melodía de la voz que, con carácter general, podría ser el elemento que podría generar cierto rechazo al tener un planteamiento excesivamente plano y lánguido. Si bien hay varios grupos que dentro del doom huyen de las voces guturales, lo cual es positivo para dar mayores matices a este tipo de metal extremo, creo que es oportuno dar mayor énfasis a la ejecución vocal.

«The groove» es el único tema en el que concurren las voces de Pia y de Ole Teigen, sin que tampoco se desvíe de manera significativa respecto al resto de temas.

New moon no es un disco que vaya a marcar un antes y un después en el doom metal, pero es de alabar que se huya de enriquecimientos artificiales y se apueste por el sonido crudo de un trío.

 

Comparte:

COMENTARIOS