SUPA SCOOPA – Slices of life, 2012

Enlaces: MySpace Facebook Otro enlace

Para los que aún no conozcáis al grupo, no os resultará muy complicado adivinar las directrices de su música teniendo en cuenta el nombre de la banda. Como es de suponer, SUPA SCOOPA toman su nombre de “Supa scoopa and the mighty scoop”, tema perteneciente al disco “Welcome to Sky Valley” (publicado en 1994, el primero sin Nick Olivieri y con Scott Reader al bajo) de los irrepetibles e insuperables KYUSS, banda a la que estos chicos rinden tributo desde sus comienzos  y que está presente en cada una de sus composiciones.

SUPA SCOOPA nace en Vigo en el año 2000, de la formación original solo perduran voz y guitarra pero el concepto apenas ha sufrido cambios a lo largo de estos años. Con cuatro discos a sus espaldas, en los que han sabido demostrar tanto su pasión por el Stoner como su calidad como músicos, “Slices of life” representa, a mi entender, el trabajo más completo y a la vez más competitivo del grupo. Dejando claro su buen hacer dentro del género y aportando una completa lista de temas en los que se plasma de manera efectiva y eficiente el sonido de gente como los mencionados KYUSS, SPIRITUAL BEGGARS, BLACK SABBATH, ORANGE GOBLIN o KARMA TO BURN, con quienes han llegado a compartir escenario.

SUPA SCOOPA es el resultado de toda una amalgama de bandas de Hard Rock, Stoner y psicodelia setentera, con riffs muy marcados y crudos, a medio camino entre Tony Iommi y Josh Homme, que son la base de unos temas densos pero de fuerte pegada, herederos directos de BLACK SABBATH, pero lejos de estancarse en un solo camino, consiguen hacer que su sonido suene mucho más “actual” que la mayoría de las bandas del género. Según van pasando los temas me vienen a la cabeza GRAND MAGUS, WHORES OF TIJUANA, FU MANCHU, CLUTCH, TRUCKFIGHTERS… la lista es enorme, aunque como decía antes, a pesar de que realmente las influencias resultan más que evidentes, consiguen que el resultado final sea un collage con identidad propia.

A todo esto hay que añadir que el hilo conductor y  denominador común de este trabajo, no es otro que el asesino de asesinos; el gran Dexter Morgan, personaje de ficción que ha pasado gloriosamente de los libros a la televisión, convirtiéndose en una de las series con más éxito de los últimos años. Este serial killer ha servido de inspiración al grupo para siete de los nueve temas del disco, algo que me llama la atención puesto que salvo en contadas excepciones, las bandas no suelen trabajar con una idea común a la hora de elaborar su repertorio, lo que da un valor añadido a este trabajo.

Otro punto a destacar es el gran trabajo artístico del álbum, con una portada basada en los tratados anatómicos de Da Vinci, refleja perfectamente el contenido del disco, crudo y visceral pero con un acabado impoluto. Como no podía ser de otra manera, la producción es impecable. Grabado y mezclado por Alberto Cordero en Pulse Records, el resultado final está totalmente a la altura de las canciones, creando un sonido muy personal y perfectamente tratado.

Sin duda, un grupo a tener en cuenta y un trabajo que no se debe dejar pasar

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS