SUNN O))) (USA) – Pyroclasts, 2019

Enlaces:

No puedo negar que es todo un reto (al menos para mi) hacer una reseña a un trabajo de SUNN O))), por lo que embarcarme en su escucha y posterior análisis resultó ser un atractivo reto para encarar el final de año. Hacía tiempo que no escuchaba nada de ellos y he de confesar que utilicé su música para ambientar una de las temidas representaciones de Navidad que se perpetran en muchos colegios. Creo que fue la mejor versión de Pastorets que he hecho en años en lo que a selección musical se refiere. Toda esta personal introducción no tiene otro motivo más que poneros en antecedentes sobre lo que podréis leer seguidamente, ya que seguramente mi análisis se basará en experiencias de este tipo y no en sesudos pensamientos musicales.

El 25 de octubre de 2019 vio la luz Pyroclasts, el último trabajo de esta peculiar banda, formado por cuatro temas con una media de duración de once minutos. Supongo que todos tenemos referencias sobre el tipo de música que hace SUNN O))), pero resulta interesante recordar qué podemos leer en algunos catálogos “especializados” acerca de su estilo. Su música es definida en ocasiones como meditativa, heavy, instrumental, atmosférica, densa, ruidosa, repetitiva y todo lo que quieran añadir. Por mi parte los considero una banda de música experimental y drone sin ningún reparo en hacer lo que les sale del boniato y sin seguir reglas ni listas de ventas para crear sus trabajos. Ya llevan unos cuantos años, desde 1998, haciendo que su sonido no deje indiferente a quien lo escucha.

Pyroclasts nació durante las sesiones de grabación de Life Metal, álbum que vio la luz en abril de 2019. Fueron pistas grabadas como un simple ejercicio de meditación y que la banda define como “una práctica diaria” con la que iniciar y finalizar cada jornada. De esta manera pudieron trabajar concentrados, despojados de tensiones y dejando que la creatividad fluyera sencillamente. Algunos de los músicos implicados en Pyroclasts son  Tim Midyett (actualmente en MINT MILE y que se considera un músico aficionado), la violonchelista y compositora Hildur Guðnadóttir (¿os suena Joker?) y, por supuesto, Stephen O’Malley y Greg Anderson.

La primera sensación que tuve al escuchar Pyroclasts fue la de una música que podía servir fácilmente de banda sonora a los momentos de agobio y estrés sufridos en un abarrotado vagón de metro. Poder mirar al que está clavándome el codo en el hombro con una bonita expresión relajada de “I kill you pero de buen rollo” mientras escucho el comienzo de «Frost(C) +» o «Kingdoms (G) –» puede ofrecerme mucha paz interior. En cambio «Ascension (A)» me despierta y posteriormente me deja totalmente colocada en estado absoluto de mindfulness que me permite dejar salir antes de entrar al vagón como buena ciudadana (he avisado cómo seria mi análisis musical). 

En resumen, Pyroclasts está compuesto por cuatro temas que, en palabras de ellos mismos, no tienen ninguna estructura prestablecida y únicamente giran en torno a un mismo acorde. El título de cada tema se me antoja el acorde sobre el que improvisan, y jugar a ser uno más de ellos abriendo nuestra mentes de una manera más activa es también un buen ejercicio. Estos particulares mantras, aunque ellos tampoco los quieren clasificar como tales, tienen la particularidad de haber sido grabados en soporte analógico y mezclados por Steve Albini, también encargado de las mezclas en Life Metal.. Una de las producciones más comerciales que se le conoecen es In utero de NIRVANA, y creo que con ese dato nos podemos poner en situación de su envergadura como productor (aunque él no quiera definirse como tal, puesto que quiere dejar libertad a los músicos y solo ofrecer sus servicios para mejorar su sonido). 

Y ahora, después de mi relajado y meditado discurso, os toca a vosotros disfrutar de su audición y ver qué sentimientos pasan por vuestra cabeza. Incluso, si alguno tiene ganas de experimentar con ellos más cercanamente, puede encargar un pedal para su instrumento comercializado por ellos mismos. Lástima que parece estén agotados, pero mientras, y como consejo final, os diría que es muy recomendable amenizar la espera hasta que vuelvan a estar disponibles haciendo una audición  de Pyroclasts tanto en solitario como en paralelo con Life Metal

Comparte: