SUNKEN STATE (ZAF) – Solace in solitude, 2021

Enlaces:

Hace unos meses empezaba el verano y con él llegó el calor musical de SUNKEN STATE. Con un poco menos de miscelácea estilística de lo que fueron aquellos Caribe Mix y mucha más garra en sus composiciones, los sudafricanos nos presentaron su nuevo trabajo, Solace in solitude. Casi tres cuartos de hora de duración en un disco con diez temas a caballo entre el death y el groove metal que la banda presenta con un artwork reptiliano. Por su propia definición, las dos serpientes representan los efectos negativos del ser humano hacia el planeta y cómo se normalizan.

Da comienzo a este LP la canción «Beg for mercy«, donde Dwayne Hees y Mathew Swanepoel demuestran que uno de los puntos fuertes de esta banda es la mezcla de sonidos entre sus dos voces. Ambos vocalistas dan rienda a sus registros vocales extremos y se les nota cómodos variando entre una narrativa cercana a King Diamond y guturales dignos de Dani Filth, pasando por el punto más deathcore de la carrera de Oliver Sykes.

Los diferentes temas no presentan una línea argumental conjunta, como ocurre en otros discos, sino que tienen temáticas variadas pero manteniendo siempre su firma característica en las composiciones. Destaca el trabajo coordinado de las cuerdas en los tonos más graves entre guitarra y bajo, apoyando que la batería tome el protagonismo en muchas partes destacando por grandiosa, ágil y potente. Como punto negativo destacaría que la banda peca de abusar de estribillos pegadizos y fáciles, y a veces excesivamente melódicos y repetitivos. Y que creo que, a pesar de ser un gran trabajo, podría haberse exprimido más desde el punto de vista de postproducción y máster. Pero sin duda SUNKEN STATE son una banda muy joven (tres años) y confío en que tengan muchos discos por delante en los que evolucionar.

A pesar de su estilo, Solace in solitude recuerda a los grandes inicios del metalcore en muchas canciones. «Swindler«, por ejemplo, su segunda canción y videoclip, nos trae hacia delante unos riffs pesados y lentos con el bajo como guía, que evolucionan bruscamente hacia una guitarra aguda y ágil. Todo ello aderezado con pig squeals y guturales que hacen retumbar los auriculares. Por otro lado, hacia la línea más deathcore de la banda, «This is the end» encontraría su hueco perfectamente entre temas de bandas como PARKWAY DRIVE y SUICIDE SILENCE.

En general creo que SUNKEN STATE han aprovechado muy bien sus cartas a nivel de promoción, con un videoclip  de su primer sencillo, y añadiendo un playthrough de bajo y guitarra de su cuarto tema, «Separation has began«, en la que ambos músicos dan una lección magistral de coordinación. En las últimas semanas han grabado otro playthrough, esta vez de la batería del tema «Burn society» que sin duda deja claro el nivel de Peter Pistorius y que SUNKEN STATE darán que hablar en el futuro del metal.

No quiero finalizar esta reseña sin desearle a la banda lo mejor en la presentación de este trabajo, ya que han tenido que aplazar sus conciertos programados por el COVID, aún sin fechas definitivas. En resumen, Solace in solitude es un gran trabajo que espero abra muchas puertas a una banda prometedora.

Comparte: