SUDDEN DEATH (ITA) – Stillborn, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Aunque los italianos SUDDEN DEATH llevan veinte años existiendo se prodigan más bien poco. Quitando sus dos primeros discos, que estaban separados por sólo un par de años, hubo que dejar pasar diez años para tener continuidad con Monolith of sorrow y ahora otros cuatro años para seguir ofreciendo música, esta vez en pequeñas dosis con un EP de tan sólo trece minutos, Stillborn. Encima uno de los temas, “Too dead to fuck” es una regrabación de un tema de hace catorce años que ya apareció en su segundo disco. Vamos, que no es que sea una banda muy creativa. Al menos en este nuevo lanzamiento se nota una intención por avanzar un poco, si no en ideas, que siguen implacablemente constantes, sí en sonido, pues los trabajos previos del grupo estaban reguleramente producidos.

Básicamente lo que tenemos entre manos es una versión de CANNIBAL CORPSE con algún toquecito a MALEVOLENT CREATION (no sólo por el título) y MONSTROSITY. Simple y llanamente death metal old school a la americana, al que, ahora sí, se le ha dado un lavado de cara considerable. Es de agradecer porque los discos pretéritos de SUDDEN DEATH había que escucharlos afilando las uñas para rascar en su opacidad sonora. Ahora en Stillborn han avanzado hacia una producción más acorde con los tiempos actuales, lo que les añade más interés, pero por otro lado han perdido algo de naturalidad en ciertos elementos como la voz y la batería, que llegan a sonar incluso un poco procesadas. Me recuerdan un poco a los discos intermedios de BLOOD RED THRONE, sólo que con la voz de Sven de ABORTED. A priori esto no es malo, pero ya digo, tengo la sensación de excesivo mecanicismo.

Tres temas nuevos, una intro y una regrabación no dan para mucho. Todos los cortes son coherentes con el sonido y las ideas de SUDDEN DEATH, destacando el groove y los parones más propios del slam de “The right to kill” y el tecnicismo de “Stillborn“, corte con bastante variedad tanto de ritmos como de estructura, pero que no se va por los cerros de Úbeda, e incluso añaden algo de atmósfera y oscuridad. Por su parte el lavado de cara y yo creo que un poco “recomposición” de “Too dead to fuck” muestra la cara más clásica y cannibalesca de SUDDEN DEATH desde el minuto cero, siendo también el tema más largo del EP y por lo tanto el que más protagonismo tiene.

A mí me parece poca cosa, la verdad. Stillborn no aporta más que ese lavado de cara a la producción de SUDDEN DEATH, pero ni son tres temas épicos ni la regrabación me parece excepcional. Uno está entretenido un rato pero no serán necesarias muchas escuchas sucesivas para saber que todo el pescado está vendido desde el principio. Además, a diferencia de sus compatriotas LECTERN, creo que SUDDEN DEATH han puesto demasiado el piloto automático…

Comparte:

COMENTARIOS