STEIGNYR (ESP) – Myths through the shadows of freedom, 2019

Enlaces: Facebook

La música, al igual que cualquier tipo de arte, siempre está sujeta a diferentes puntos de vista desde los cuales verla, escucharla y, en definitiva, valorarla.

Digo esto ya que probablemente muchos descubran a muchas bandas con su lanzamiento más reciente y éste ha de ser el punto de referencia por el cual se enganchen a su discografía o, en caso de que sea su primer lanzamiento, esperar con ansia su próximo disco. En el caso que hoy nos ocupa y en lo que a un servidor respecta, ya tuve una muy buena primera toma de contacto con esta banda con aquel The prophecy of the highlands que pude comentar en su día para esta web. Tres años después del lanzamiento de aquel disco, que me pareció muy bueno, vuelven con Myths through the shadows of freedom, una vez más, de manos de Art Gates Records.

Puede que entendáis mejor de ahora en adelante el porqué de mi introducción a esta crítica, ya que desde mi humilde punto de vista el nivel de este nuevo trabajo ha decrecido bastante con respecto a su anterior opus. Para empezar, algo que en la crítica a aquel The prophecy of the highlands dejé como uno de los últimos aspectos en comentar: el sonido.

Si en aquel LP me pareció que el sonido no era todo lo bueno que podría haber sido, pero que no manchaba la calidad musical del mismo, en este caso he de decir que el sonido no me ha gustado nada. No sé qué ha podido pasar, pero las guitarras, sin ir más lejos, suenan mucho más borrosas, creando una sensación de caos en las mismas que resta disfrute a la escucha. Además, en alguna ocasión las melodías o punteos parecen estar descompensadas con respecto a las bases rítmicas. Además, esta sensación neblinosa en el sonido de las guitarras no favorece nada a las voces guturales, las cuales parecen haber sido ecualizadas de manera similar formándose una pequeña bola de sonido crujiente que llega a resultar poco agradable.

Menos elementos folclóricos que en su predecesor, aunque más extremo; es como si los cambios que ha sufrido la formación hubieran hecho de STEIGNYR un proyecto nuevo con la necesidad de reencontrarse con su identidad y de volver a establecer un estilo sólido, algo que seguro que conseguirán, ya que hay buenas ideas en este disco, pero han quedado un poco planas y con menos alma que la que presentaba aquel fantástico The prophecy of the highlands. Sé que las comparaciones son odiosas, pero quizá se puso el listón tan alto que tendrán que trabajar más duro de lo habitual para volver a superarlo.

Comparte:

COMENTARIOS