SPEEDEMON (PTR) – First blood, 2015

Enlaces: Facebook Youtube Reverbnation BandCamp

speedemon00Nuestros vecinos de Portugal no se quedan cortos a la hora de meter caña, y entre otros buenos grupos que estoy conociendo gracias a mis queridos compañeros de Subterráneo Heavy, me llega a los oídos SPEEDEMON. Banda nacida en 2011 e inicialmente formada como trío, se lanzan a trabajar en esto del speed-thrash, aunque con toques muy muy metaleros clásicos al estilo de la NWOBHM e incluso ramalazos powermetal. Desconozco si es este el motivo para añadir un segundo guitarra, pues a veces las exigencias en las armonías de algunas composiciones de esos estilos hacen que se pidan 6 cuerdas más, pero a finales de ese mismo año se incorpora otro miembro para formar un cuarteto. Las filas quedan así consolidadas con cuatro miembros, y tras varios cambios en sus filas se quedan en la banda Bruno y Jorge a las guitarras, Rui al bajo y Hugo a la batería. Bruno hace las veces también de vocalista, y en este momento la banda está a la busca de un batería de sesión para terminar de grabar su LP. Lo que en este momento nos presentan es un EP de cuatro temas titulado First Blood, con un sonido poco moderno tirando al típico thrash rasgado de los primeros DESTRUCTION. Estoy oyendo últimamente muchas bandas que buscan ese sonido, el volver al pasado en cuanto a ciertos aspectos de la producción, como INFERNO de Ceuta.

Abren con «Feeding the Storm«, tema de poco más de tres minutos, que comienza con un riff asesino y con ritmos tipicazos de «te voy a partir el cuello». A lo largo de toda la canción los adornos y melodías de guitarras se suceden inteligentemente para no sobrecargar el filo de la base thrash. La voz está en ese difícil equilibrio que tanto me gusta entre un estilo potente y limpio, y el rasgado casi gutural. Las partes vocales no gozan de demasiados arreglos, ni coros, ni armonías ni hostias. Directa, a la cara y sin concesiones. «Messenger of god» es el segundo disparo de los portugueses, que esta vez se alargan un poco más en la duración de la canción. Se nota mucho más ese aspecto heavy clásico en varios cortes y cambios del tema. El sonido de la batería me ha gustado mucho, muy acústica, nada de triggers ni sonidos artificiales, lo que viene a subrayar esa intención de buscar sonidos de antaño.

«Blood runs cold» es el de carácter más power de los cuatro. De hecho si le cambian la voz y meten algo más estilo GAMMA RAY es un tema puramente power metal. Al ser el tema más largo, las partes instrumentales y solos de guitarra se extienden bastante. Terminan con «Road to madness» en un tema con una base rítmica muy buena y unas guitarras bien afiladas. Su mezcla de thrash y heavy clásico está más que patente a lo largo de la canción.

Buen trabajo de presentación de una banda que, si tienen la suerte de encontrar el batería que les falta y de grabar un disco en condiciones, tienen posibilidades de subirse a la ola de thrash de cruza la península.

2firmaalex

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS