SPACE GOD RITUAL (USA) – The unknown wants you dead!, 2019

Enlaces:

Cuando uno lleva cierto tiempo en el mundillo reconoce todos los tópicos y, por lo tanto, todo lo que traen consigo. Es algo inevitable tener que hacer un tipo de filtro, ya que hay muchas bandas que se apuntan al carro convirtiéndose en estereotipos insustanciales que ni para echar un rato agradable sirven; esto es así por muy duro que suene. No obstante, cada uno tiene sus debilidades personales, y yo no puedo resistirme acercarme a toda banda que base su música en introducirte en la locura del horror cósmico que el gran H. P. Lovecraft patentó en su momento. Si no conocéis a Lovecraft no voy a ser yo quien os lo presente a estas alturas, aunque sí quien os invite a leer su obra.

Ya hay infinidad de artículos hablando de su influencia en el metal y, cómo no, de su gran impacto en la cultura popular, por lo que sería perder el tiempo hacerlo aquí. La propuesta de nuestros inefables protagonistas de hoy no es original y tampoco es que les haga falta, porque cuando uno siente pasión por algo y sabe transmitirlo a la perfección no hay peros que valgan. Es justamente esto lo que ha hecho que pasen mi filtro principalmente.

Lo que salva a SPACE GOD RITUAL de la generalización, aparte de lo dicho anteriormente, es su gran ambientación absorbente, que se vale de fórmulas estándar de sobra conocidas por todo aquel que haya escuchado algo de BLACK SABBAT o PENTAGRAM. Además meten influencias protosetenteras además de sesenteras que recuerdan al rock más ocultista y a las bandas sonoras de películas de terror en blanco y negro de casas encantadas. Esto último está muy conseguido gracias a sintetizadores con mucha parafernalia del multiinstrumentista Johan Sebastian Glamour, que hace una labor estupenda en todos los instrumentos, especialmente como teclista ya que te crees que es el mismísimo Drácula tocando su órgano en su castillo de los Cárpatos. Es más fácil que nunca perderse, recrear y vivir en tus propias carnes fácilmente ciertos relatos de Lovecraft escuchando su música, ya que hay multitud de detalles narrativos e ilustrativos. Incluso hay tiempo para desviarse de la narrativa más clásica para una carituresca en “Innsmouth town”, la cual descoloca, algo que dependiendo de cómo lo mires perjudica o beneficia al disco.

A diferencia de anteriores discos aquí se toman su tiempo para desarrollar las canciones de forma constante, cosa que se refleja en la duración. Los ricos y siniestros matices se van desenvolviendo lentos pero sin pausa, sonando retro pero frescos, cual ritual de invocación milenario y recordándome en ciertas ocasiones al mejor KING DIAMOND o  a JACULA. Todo induce a mantenerte en tensión y llevarte a la locura como mandan las tradiciones de esos cultos a esas entidades que yacen eternamente, inmunes al paso de los eones. El cantante Alexander Olaff en ese aspecto da su mejor interpretación vocal, y no por un registro portentoso, si no por cómo es capaz de proyectar su voz de forma teatral, convirtiéndose por derecho propio en el padre definitivo de todos los cuentacuentos

He oído unas cuantas bandas basadas en Lovecraft pero SPACE GOD RITUAL es de las mejores que he visto en ese aspecto, ya que realmente parecen que son de Providence y vienen de la época del maestro escritor. Merece la pena echarles un vistazo y hacerse fan de ellos. Incluso si Lovecraft no te gusta o es un desconocido para ti, su música por sí sola puede convencerte; razón de más para admirarlos.

Comparte:

COMENTARIOS