SOZIEDAD ALKOHOLIKA – Sistema antisocial, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

SOZIEDAD ALKOHOLIKA es una de las mejores bandas de thrash metal de la historia. Y que venga alguien a negar esta afirmación si quiere, que yo le estaré esperando, pero que escuche mis argumentos: ¿Cuántas bandas de thrash metal gustan a heavys, hardcoretas, rockeros y punkies? Pasaos por cualquier concierto de los muchos que dan en las fiestas patronales de pueblos vascos y observad el abanico de tribus urbanas que podréis encontraros. Y a todos ellos les verás cantando durante gran parte del concierto.

Os doy otro argumento. ¿Cuántas bandas de thrash metal se atreven a cambiar de estilo durante su carrera continuamente? Manteniendo como base el crossover thrash que les hizo famosos a primeros de los 90, se han atrevido a incorporar influencias del groove, del punk, del rock estatal o incluso del reggae en sus más de 25 años de carrera. Y en este Sistema antisocial siguen con esta fórmula, porque excepto reggae, podemos encontrar influencias de todos los estilos antes mencionados. Pero con un cambio importante en su formación, puesto que Alfred Berengena sustituye definitivamente en la batería al mítico Roberto Castresana, que aún acarrea una complicada lesión de hombro que le ha acabado afectando a la espalda. Y el batería catalán ha demostrado con creces ser el sustituto perfecto, porque su técnica tras los platos y los bombos ha enriquecido el apartado instrumental de una banda de la que -inmerecidamente- nunca se ha destacado la habilidad y la técnica de sus músicos.

Como comentaba antes, en este Sistema antisocial nos podemos encontrar una buena compilación de todos los palos que los vitorianos han tocado a lo largo de su carrera, y con un tono muy reivindicativo, como no podía ser otra forma viniendo de un grupo como ellos. Probablemente, los temas más directos en este sentido sean «Policías en acción» (con la colaboración de Barney Greenway de NAPALM DEATH) y «Siervo de derechas«, donde como os podéis imaginar, cargan contra la policía -y el programa de La Sexta del mismo título- y los obreros «liberales» respectivamente a ritmo de hardcore-punk intenso. Este estilo hardcore reivindicativo lo encontramos también en el single «No olvidamos, 3 de marzo» que repasa el sobradamente conocido asesinato de cinco personas en Vitoria por parte de la Policía, dirigida por aquel entonces por el ministro del Interior Manuel Fraga (y por Adolfo Suárez en aquel preciso día, ya que Fraga se encontraba de viaje en Alemania).

Pero no vamos a hablar de política, sigamos hablando de música. Su clásico crossover-thrash lo encontramos en las iniciales «Causas podridas» y «Fugitivos» así como en la final «Desconocido habitual«. En cambio, los ritmos más «rockeros» y rítmicos los encontramos en el single «Alienado» y la homónima «Sistema antisocial«, pero si continuamos con el ritmo nos encontramos con «Cuentas pendientes» y «Farmacocracia«, donde volvemos a escuchar sonidos similares al groove metal. Por último, en «Resurgir» y en «Más ruinas» nos encontramos con dos temas relativamente innovadores.

Más vale tarde que nunca, y aunque SOZIEDAD ALKOHOLIKA hayan tenido que esperar seis años hasta publicar este Sistema antisocial, la espera ha merecido la pena, porque al haber sonidos tan variados, no llega a hacerse para nada pesado. Decir que es el mejor álbum de los vitorianos sería muy arriesgado, porque sus discos de los 90 son sencillamente mágicos e irrepetibles, pero no es nada descabellado que es su álbum más maduro y en el que demuestran que son unos musicazos como la copa de un pino.

Comparte:

COMENTARIOS