SNAKE TONGUE (SWE) – No escape no excuses, 2019

Enlaces: Facebook Twitter BandCamp

SNAKE TONGUE son unos viejos conocidos en nuestro rincón subterráneo. Ya tuve la oportunidad de reseñar su álbum debut «Raptor’s breath en el 2016, un disco con el que la banda sueca se despachaba a gusto con su mezcla de estilos cercanos al punk y al hardcore con reminiscencias del metal más extremo.

En esta ocasión nos traen No escape no excuses, un EP con cuatro temas con el que pretenden dejar claro su camino. En una primera escucha ya se hace evidente que han querido distanciarse de la producción del primer álbum, buscando un sonido mucho más crudo y cercano a la experiencia de la banda tocando en vivo.

El primer corte, “Corrupted beat”, arranca sin concesiones y es en sí mismo un perfecto resumen del EP: hardcore sucio donde la voz, la velocidad rítmica y las guitarras demoledoras mandan. Sin embargo, hay mucho más tras esta primera impresión, ya que los arreglos y detalles de las guitarras nos acercan a sonidos más cercanos al metal escandinavo, algo que también puede apreciarse en la batería. Aquí se hace patente que la voz no pretende estar por encima en la producción, y se aleja para configurar ese sonido crudo y directo.

Dystopian slumber” despega desde sonidos cercanos al sludge, con voces agónicas y guitarras pesadas. El tema rompe encaminándose al hardcore metálico al que SNAKE TONGUE nos tiene acostumbrados/as, pero mucho más oscuro y denso. Sin embargo “Derailed”, tercer tema del EP, es una canción mucho más directa donde aparecen multitud de influencias, desde DISCHARGE a CONVERGE, fiel a un sonido sin fisuras que hacen de él un éxito seguro en directo.

No escape no excuses cierra con “The hammer and the nail”, un corte donde las guitarras toman total protagonismo y los distintos cambios de ritmo e intensidad hacen evidente que la banda intenta explorar caminos mucho más experimentales y no acomodarse en ningún momento. Sin duda es el tema más interesante y sorprendente.

En resumen, SNAKE TONGUE ha superado con creces las expectativas y ha conseguido no estancarse en un estilo que a veces tiende a ser repetitivo y poco variado gracias a sus diversas influencias y calidad musical. Puede parecer que la producción es menos detallada que la de su álbum anterior, pero a mi parecer han utilizado esta crudeza como una herramienta creativa más y han elegido el sonido de las bandas que forjaron el hardcore.

No escape no excuses ha sido grabado por Seth Norder (WITCHERY/NEKROKRAFT) y Brad Boatright (AUDIOSIEGE) se ha ocupado de las labores de masterización. El lanzamiento se hizo el 15 de febrero a través de Sign Records.

Comparte:

COMENTARIOS