SKYCLAD (GBR) – Forward into the past, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

Los ya consagrados SKYCLAD regresan por fin tras ocho largos años de silencio. Nos traen un nuevo álbum, Forward into the past, que intenta hacer honor al título recordando su pasado musical, aunque no con mucho éxito.

Forward into the past trae consigo nuevamente una portada diseñada por el artista Duncan Storr, quien ya en otras ocasiones diseñó las portadas de otros de sus disco, como la del ya lejano Jonah’s Ark, The answer machine, el recopilatorio History lessens, etc.

Con doce álbumes de estudio a sus espaldas, este ha sido sin duda el más tardío, y no precisamente uno de sus mejores lanzamientos. Hasta la fecha llevaban un buen ritmo a la vez que ofrecían calidad musical. Un disco anual, algún intervalo de dos años y cuatro años desde el Folkemon  hasta el A semblance of normality. 

Tal vez el hecho de haber tardado tanto en reaparecer haya sido el culpable de volver a mis oídos más exigentes con los británicos. Aunque no voy a atribuirle toda la culpa a esta densa espera ya que hay otros factores tales como la voz. Si bien ya sabemos que hay grupos cuyas voces son las encargadas de darle una identidad oficial a esa banda, y que le da ese toque tan peculiar a su música. También sabemos que muchos grupos pierden calidad musical, fans, o atractivo, al cambiar de cantante. Un reducido porcentaje se salva cuando apuesta por otros cantantes, pero bueno, es un tema demasiado subjetivo para discutirlo aquí.

En este caso, el cambio de vocalista tras la salida de Martin Walkyier ha sido, como era casi de esperar, una decepción (Y disculpadme por este odioso tópico). No digo que el nuevo cantante, Kevin Ridley, sea un mal vocalista, pero desde luego, su voz contrasta negativamente en este estilo musical; resulta demasiado chillona y resalta demasiado entre el brillo de las guitarras, violines o pianos encargados de añadir ese toque folk a su música.

En cuanto a la parte instrumental, fusionan con éxito los rápidos riffs del heavy metal, incluyendo luminosos solos de guitarra, con ese toque tan personal y pacífico de SKYCLAD, el folk. Violines y pianos de la mano de la carismática Georgina Biddle. 

Temas como »A heavy price to pay», o »The queen of the moors» te invitan a saltar y te llenan de energía, una excelente combinación de guitarras y violines.

Sin duda, los pioneros del folk, SKYCLAD, saben lo que hacen y saben bien por dónde moverse. Pero, ¿La voz? Considero una vez más que está fuera de lugar y que han perdido puntos con ella. En cuanto al resto del álbum, debo decir que de estos trece temas, dos de ellos intro y outro, eliminaría alguna que otra canción ya que parece que su papel es estar de relleno.

Forward into the past, como mencionaba al inicio, es un intento de mirar hacia el pasado y rescatar su propia música. Trae consigo muy buenas canciones, pero haciendo un balance, casi son más las canciones »planas» que las que tienen algo nuevo que aportar. En mi opinión, tras ocho años de pesada espera, podrían haberlo hecho aún mucho mejor.

 

Comparte:

COMENTARIOS