SKUNK D.F. + SOMAS CURE – Madrid – 18/05/13

Enlaces:

Sábado de celebraciones colchoneras, tráfico infernal y chubascos localizados… Todo apunta a que nos será imposible acudir a nuestra cita con SKUNK D.F. y SOMAS CURE con puntualidad, pero contra todo pronóstico estamos en la céntrica sala RockStar Music Hall (Independance Club) antes de la hora señalada. ¿Seguro? Pues no: resulta que uno o dos días antes se había cambiado la hora de inicio de los teloneros, y no todos nos enteramos, para desgracia nuestra y de la joven banda madrileña.

 En fin, que llegamos casi para verles los cogotes, y es una rabia porque creo que actualmente se trata de una de las bandas con más proyección. En los escasos 10 minutos que pude disfrutar de su directo solamente puedo deciros que se les veía desparpajo, su vocalista Txema parece que se defiende bastante bien en el directo, tanto en los registros melódicos como en las voces rasgadas y los guturales de ultratumba, y el instrumental es ecléctico y contundente. Me quedo con las ganas de escuchar las pegadizas Bitácora o Te engañé, pero sobre todo con el último tema que descargaron, Equilibrium, me dejaron ese buen sabor de boca y esas ganas de escuchar más, y poder contároslo en condiciones. La banda ya tiene mi «debe» para la próxima vez que descarguen en Madrid.
 
Y con apenas 15 minutos de cambio entre bandas se suben a la palestra SKUNK D.F., inmersos en su gira de presentación de «Perseidas«, el interesante nuevo trabajo de los madrileños. A estas alturas no creo que sea necesario describir el estilo y el buen hacer sobre el escenario de una de las bandas más veteranas del metal nacional, y que a pesar de no alcanzar el éxito masivo de otros sí cuentan con hordas de seguidores infalibles allá por donde pisan, y Madrid no fue ninguna excepción: llenazo. no hasta la bandera, pero lleno en toda regla. Abrieron con el primer single del mencionado nuevo álbum, El fin de la diplomacia, seguido de En noches como esta. Un comienzo contundente para ir sobre seguro, y que la gente se caliente rápidamente para disfrutar de más de dos horas de repaso del sensacional repertorio de los madrileños.
 skunkd.f.11
La continua interactuación de un muy festivo Germán – copa en mano en la mayoría de transiciones entre temas – con un público que coreaba un tema tras otro, la exibición «en la sombra» del enorme Edu Brenes, al que no le faltan recursos a las baquetas, y la perfecta ejecución de la «sección de cuerdas» durante toda la actuación son el mejor resumen de lo que se vivió esa noche: un estupendo concierto de una banda trabajadora, experimentada y sumamente inteligente a la hora de ofrecer exactamente lo que la gente está esperando de ellos.skunkd.f.10
 
Y es que la enorme evolución que ha conseguido la banda desde sus inicios les permite navegar entre temas de muy distinta factura a lo largo de sus shows, a los que confieren un crisol de sensaciones muy distintas, en el que la única que no tiene cabida es la de aburrimiento. Bien es cierto que temas de su primera época como Última oportunidad o Anestesia no acaban de encajar ya a la perfección por la enorme diferencia estilística con el resto del setlist, pero son parte de la historia de SKUNK D.F. y no sería concebible que no estuviesen incluidas. De hecho un servidor echó en falta Cuarto oscuro, mi tema preferido de sus comienzos.skunkd.f.06
 
Germán no cesaba de bailar y gesticular, y junto con Pepe fueron todo un ejemplo de espectáculo y experiencia sobre el escenario, mientras que los guitarras Xavi y David fueron un derroche de sobriedad y buen hacer. Estrella de la muerte, mi tema favorito de su último trabajo, no tardó en caer, con dedicatoria al fallecido Constantino Romero (¿conocéis a alguien que no tuviera un cariño especial hacia este hombre?). De su nuevo trabajo el tema que mejor llevan al directo es sin duda la intensa Miedo, y las edulcoradas Si pudieras verme ahora (próximo vídeo de la banda) o Belgrado ganan en directo, todo hay que decirlo.skunkd.f.08
 
Supernova, su tema más «disco», sirvió para que Germán no escatimase en cómicos bailes, y no faltaron otros retales de los que para mí son sus álbumes más representativos: «El año del dragón» y «Esencia«. Musa, Crash, Lucha interior, Memoria fotográfica… les faltaron unos cuantos grandes temas, pero no podemos pedirles que compriman un repertorio tan excelso en dos horas sin dejarse algo atrás. Otro de los momentos estelares fue Carpe Diem, cantado de principio a fin por la inmensa mayoría de los asistentes. Y es que es, sin duda, uno de los temas estrella de la banda.skunkd.f.07
 
Los bises se abrieron con la acústica La vida es ahora, a la que siguió El Crisol, tema para el que se subió Txema de SOMAS CURE a cantar. Opino que el joven vocalista hubiera encajado mejor en algún tema más salvaje, y además siendo franco creo que no es un buen tema para el directo, pero todo suma en una noche memorable. Finalmente, la mencionada Anestesia, coreada intensamente por el público, e Himen, un temazo como la copa de un pino en el que Edu nos deja una vez más boquiabiertos con una transición entre ritmos y un dominio de las manos insuperables.skunkd.f.09
 
Una de las mejores citas del año, sin duda. Muy atentos a SOMAS CURE, porque quién sabe si estamos hablando de una de las bandas «Top» del futuro. Un lugar donde habitan ya desde hace varios lustros SKUNK D.F., y con todo merecimiento tras conciertos como este.
 
Os dejamos un vídeo de SOMAS CURE de esa noche, cortesía de la propia banda:
 
 
 
 firmagerardolópez
Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS