SKULLMANIA – Renacer es… amanecer en la oscuridad, 2011

Enlaces: MySpace Facebook

Lo que vamos a tratar hoy es un  de las propuestas más interesantes que han caído en mis manos en bastante tiempo, la verdad. No es otra cosa que “Renacer es amanecer en la oscuridad” el primer disco de la banda murciana SKULLMANIA.  Como, la verdad, no me atrevo a deciros la música que hacen, debido a la gran suma de elementos que interfieren en esta banda, os lo iré diciendo poco a poco, pero para que os hagáis una idea inicial os dejo la definición de la propia banda:

El concepto de SKULLMANIA es hacer música Metal dándole un nuevo aire a todo, revolucionando los conceptos del Heavy y del Metal Gótico. Cantado en español y abordando letras muy profundas abarcando por lo que nos movemos en esta vida: el amor, los sentimientos, el coraje de vivir y la fuerza con la que hay que abordar este jodido mundo”

El disco comienza con “Intro”, un pasaje instrumental a base de teclado pausado, en un principio, tornándose algo épico en el desenlace.

El primer tema es “Solo en la oscuridad”, una canción envolvente, marcada por el ritmo y la profunda voz de de Oscar, siendo el ingrediente que da el cariz oscuro a la banda. La música es muy equilibrada, con teclados de acompañamiento y ritmos suaves.

“En la penumbra del destino” comienza con una intro propia a base de sonidos de gaita, a la que se van sumando el resto de instrumentos con la misma fórmula, ritmos pesados de guitarra, batería “estándar”, adornada con algunas florituras puntuales.  En la parte vocal esta canción muestra una nueva faceta, una voz desgarrada y agónica, que convive con la habitual. En algunos momentos me parece escuchar a  los MOONSPELL de “Woflheart”

En cuarto lugar, la primera versión de  “Bajo tus nubes de alquitrán”, y digo la primera porque este tema ha sido grabado de tres formas distintas. En esta, junto a Sophie, se nos muestra un dúo realmente magnético, combinando dos voces completamente distintas con un resultado inmejorable.

“Fe” es la típica canción mezcolanza que hace complicado clasificar al grupo, ya que, pasa de los ritmos más pausados y oscuros, a los  estribillos más pegadizos.

“Renacer (Es amanecer en la oscuridad)” es el ejemplo perfecto de su estilo rock/gótico, creado a base de duros ritmos de guitarra, una batería muy marcada y una voz profunda, que supone una puesta al día del rock gótico de los ochenta, con un cariz más actual y metalero, pero sin perder la esencia de ese movimiento, la cual tienen muy presente. Además en este caso en concreto es altamente pegadiza, llena de matices y ritmos. Uno de los temas que más me ha gustado, y que además da nombre al disco.

“Sentimiento” es otro de los grandes cortes del Cd, donde se alejan de la profundidad de otros temas, siendo más rápida y directa. A decir verdad, este tema me recuerda a SÔBER en las líneas vocales, aunque la música cuenta con más elementos y dinamismo.

Y para no bajar el ritmo, otro temazo, “Ímpetu”; comienza directa y pesada a base de ritmos cortos de guitarra para luego desembocar en  una tesitura similar a la de “Sentimiento” sin dejar de incluir una mayor rudeza.

Pasada la mitad del disco, “Cosmos abierto” es una nueva versión de una canción de su anterior demo.  Comienza con un teclado muy electrónico y con diferencia es la canción más dura del disco, ya que comienza directa a la yugular con melodías más agresivas, que aunque dejan momentáneamente parada en algunas partes, recuperan posteriormente. Este tema es un ejemplo de las sorpresas que da la banda cambiando radicalmente de un tema a otro y que tanta riqueza le dan al disco.

Seguimos con “El hombre más triste del mundo” , que la verdad no tiene el gancho de muchas de sus compañeras, pero no por eso deja de ser un buen tema, ya que cuenta con unas líneas de guitarras muy trabajadas, tanto a nivel de ritmos, como de punteos y solos.

Volvemos con “Bajo tus nubes de alquitrán”, siendo el mismo tema, pero cantado esta vez solo por Óscar, por lo que será la versión habitual en directos. A pesar de que a dúo gana muchos puntos, esta versión parece más “autentica” e intimista.

Y de forma continua tenemos la última versión de este tema. Donde esta vez ha sido remodela la música,  solo cuenta con líneas de piano  como eje del tema y teclado como acompañante.

Como último adalid de su propuesta, encontramos tres temas fechados en 2009, que da la sensación que han sido incluidos a modo de extra.

El primero de ellos “Sentimiento” es claramente un boceto del que finalmente fue el tema que forma parte del disco,  aunque ha quedado muy diferente, comparte algunas letras.

Tras ella, “tiempo atrás” supone otra balada, intimista, y sin más instrumentos que el teclado que resalta la carga emocional de las letras en su mayor parte, aunque posteriormente si introduce el resto de elementos habituales, generando una canción muy  variada y completa.

El final del disco llega de mano de “La manta maldita” otra balada en la tónica de la anterior, que la verdad, queda algo deslucida a esta altura del disco.

Aunque no haya hecho mención de forma pormenorizada, una de las grandes bazas del grupo son las letras, cuidadas, tanto o más que la música, generando letras profundas que merecen la pena escuchar con detalle.

Respecto a las cuestiones técnicas, el disco ha sido grabado en los estudios Danimind Records, con bastante buen resultado, a pesar de faltar algo de empaque en las partes más cañeras, pero en fin, algo mínimo.

Canciones más destacadas: En la penumbra del destino, Renacer (Es amanecer en la oscuridad) y Sentimiento

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS