SKULL FIST (CAN) – Head of the Pack, 2011

Enlaces: Facebook

Primer plástico oficial de estos jóvenes canadienses tras su EP “Heavier than Metal”, lo cierto es que resulta verdaderamente increíble que, para que aún estén dando sus primeros pasos en el terreno discográfico, SKULL FIST haya cosechado tantísimo éxito a lo largo y ancho del planeta, aunque sinceramente no me extraña ya que al haber escuchado el relativamente poco material del que disponen y haber disfrutado de su explosivo directo apuesto a que estamos ante un talento que dentro de poco tiempo podría suponer toda una banda de culto.

 

Heavy Metal aliñado con Speed Metal en unos cuantos temas, tan fresco, puro y profesional como recién parido de los años dorados. Empezando, por supuesto, por un excelente diseño artístico en la portada, en la que podemos observar un cadavérico personaje similar al que aparecía también en “Heavier than Metal” (parece que la banda ya tiene mascota), un libreto cargado de letras y fotos de fans y del grupo, y una contraportada que puede dar a la confusión ya que no lucen por ninguna parte al batera, y resulta que, aunque el batería que llevan actualmente se trata de Jake, quien ha grabado los ritmos de dicho álbum es su fémina y anterior batería Alison Thunderland, actualmente en AXXION.

Resuelto esto pasaré a relataros la vitamina que se esconde tras este cd y que tantas buenas horas me está dando en el relativamente poco tiempo desde que lo tengo. Abre el tema que da título al disco y que ya de primeras muestran la impresionante creatividad y técnica que ofrece el grupo en cuanto a capacidad compositiva, riffs veloces, virtuosismo certero y una semi- aguda voz con auténtica personalidad. Ok para SKULL FIST, ya han conseguido lo difícil que es captar toda mi atención desde el primer corte. Le sigue el tema que continuamente han ido rescatando, de la demo al EP y del EP al disco, “Ride the Beast”, otro tema a la vieja usanza más relajado que el anterior que cobra una increíble fuerza en las hermanadas guitarras de Jackie y Johnny. “Commanding the night” me ha recordado más al Speed Metal de actuales bandas como lo son ENFORCER o sus vecinos CAULDRON, y es que podemos afirmar plenamente y sin sonrojarnos que estamos en unos años en los que el heavy metal está resurgiendo en su vertiente más clásica y en una inminente cantidad de bandas que toman el relevo para seguir manteniendo viva la llama. “Get Fisted” es otro tema que hay subrayar con rotulador, voz y guitarra unidas en un trote realmente adictivo y riffs de corte clásico, toda la genial mezcla que acaba desembocando en una batalla de punteos entre los guitarristas a mitad del tema.

Tras “Cold Night”, que aunque no me parece un mal tema no posee el gancho de las demás y hace que me pase un poco más desapercibida, llegamos a la más siniestra y oscura “Tear down the Wall” en la que Jackie nos aúlla la letra con una voz que parece estar jodidamente maldita, una sensación espeluznante que me hace apreciar mucho más el tema. “Commit to Rock” es el trallazo que me parece mas rockero de todo el disco, un ritmo mas tranquilete que van sobrellevando unos riffs más hard rockeros que todo lo anterior escuchado en el disco en el que nuevamente se lucen las increíbles dotes del guitarrista Johnny a la hora de hacer un solo. Realmente me puso la piel de gallina.

 

Y ahora es cuando llega una de mis preferidas, “Ride On”, que tras una pequeña intro acústica se desvela otra experta composición en la que la peculiar voz de Jackie Slaughter cobra esta vez una sensibilidad especial que sobrevuela por la energía que desprende toda la canción. “Like a Fox” me ha recordado especialmente a IRON MAIDEN, pero esta, en mi opinión, juega un papel un poco más de segunda respecto al resto de los títulos ya mencionados del disco. “No False Metal” es otro de los temas rescatados de la maqueta y el EP y con razón, pegadizo, agresivo y rápido son las características que componen este trallazo convertido ya en todo un himno de la banda. Y como todo pastel tiene una dulce guinda como detalle final. SKULL FIST decide rematar este apoteósico trabajo con un cover de los venerados TOKYO BLADE,Attack Attack”, cover que roza la perfección e incluso superación del tema original.

 

Me gusta ser una persona objetiva a la hora de escribir y confieso que se me hace extraño hasta a mí dar con un disco que de lo único que puedo rechistar es de un par de temas que, simplemente, me han gustado algo menos que las demás. Excelente calidad de sonido y grabación, técnica dominada a la perfección, un directo atronador. Los temas tan auténticos como buenos y una actitud rompedora. Desde luego SKULL FIST tienen todos los ingredientes que les están permitiendo cocinar la dura receta del éxito. Se me acaban las palabras para seguir elogiando a este grupo, concluyo calificando dicho trabajo con un enorme 10 y dando mi más sincera enhorabuena a los canadienses.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS