SIN OF GOD (HUN) – Aenigmata, 2016

Enlaces: Facebook

sinofgod00Nos encontramos una vez más en Subterráneo Webzine al frente de la tarea que nos lleva ocupando desde 2009, que es apoyar el underground, y desde hace un tiempo, y cada vez con más intensidad, apoyando el underground más extremo. Que bandas del calibre de la que hablamos hoy formen parte de nuestro bien amando ‘under’ es a la vez una alegría y una injusticia.

Los húngaros SIN OF GOD nos presentan una auténtica bomba de puro death metal, de estas que si da la casualidad que vas con tus cascos por la calle, y de pronto a lo lejos escuchas un zumbido molesto, percatándote momentos después que es un ‘bocachancla’ con reggaetón a toda pastilla en su móvil para que todo el mundo se fije en lo imbécil que es, te darían las ganas y la fuerza extra necesarias para reventarle la nariz de un cabezazo. Pero como este tipo de cosas están penadas, nos dedicaremos a canalizar esa energía por otro lado, ocupándonos del análisis de este trabajo.

Aenigmata, que así se titula, ha sido editado por los sellos ruso e italiano respectivamente, Satanath Records y Murdher Records, y goza de una producción más que decente, cosa que debería ser normal (y de agradecer) en los tiempos que corren.

Como no podía ser de otra manera, «The Emerald tablet» abre esta obra inspirada en la alquimia más primigenia de Hermes Trismegisto cosa que, haciendo alusión al apellido del mítico personaje, hace a estos húngaros tres veces grandes, ya no sólo por haber escogido un tema tan atractivo y original para inspirar su segundo opus de larga duración, ni por la producción con la que lo han cincelado, sino también por el contenido del mismo.

Sin miramientos, machacan nuestros oídos y cerebro con potentes ‘blastings’, veloces dobles bombos, guitarras afiladísimas, y brutísimas voces graves, haciendo de la combinación de todo un muro sónico capaz de destrozarle el pecho a un mamut aficionado a la halterofilia. Ningún compromiso de por medio: fuera fondos o teclados, fuera voces limpias, fuera complicaciones de cualquier tipo; solos ellos y el death metal como herramienta de transmitir el ocultismo que siempre ha rodeado las enseñanzas de Trismegisto. Sin duda, han demostrado sentir una especial devoción por el personaje, ya que esa sensación ocultista es perceptible en la música, al menos es perceptible para un servidor.

En poco menos de cuarenta minutos, esta formación nos demuestra el amplio espectro de death metal que son capaces de transmitir al oyente, llevando su manera de interpretar la vieja escuela del metal de la muerte a los límites de la brutalidad, resultando técnicamente impecables.

Sin ningún tipo de duda, este podría ser el trabajo que esta formación necesitaba para dar un buen golpetazo en la mesa y que las miradas se tornen hacia ella, cosa que se merecen por todo lo anteriormente comentado.

 

firmajabo

Comparte:

COMENTARIOS