SETGE – Hem nascut assenyalats, 2014

Enlaces: MySpace Facebook

setge04La banda catalana SETGE lanzan Hem nascut assenyalats, su segundo larga duración. Cinco años separan este trabajo de su debut Cecs de ràbia, cecs de dolor, pero a pesar de eso han sabido seguir fieles al estilo presentado en ese primer álbum, practicando un black/death metal sin compromisos.
En este caso la banda ha sabido encontrar un equilibrio perfecto entre el black y el death, que hace que a pesar de que todo suena muy compacto y en muy en la misma línea, encontremos y distingamos variedad en los temas.

En Hem nascut assenyalats, quizá la influencia death, así como la propia composición de los temas, hacen que la balanza se decante más por esa influencia que por la del black metal, al contrario que en su primer álbum.

 Pero si hay algo en lo que han ganado en este larga duración es en brutalidad; pesadez en los ritmos, guitarras salvajes y una ejecución de voces guturales muy buena (que en ocasiones recuerda a Dave Rotten de los míticos AVULSED) ponen la marca de distinción SETGE en este LP. Seis temas en los que despliegan su sinceridad musical, que pronto se hace notar con “Fang i setge”, en la que es prácticamente inevitable mover la cabeza. El tema que la sigue, “Assenyalats”, demuestra que los catalanes no tienen miedo a la hora de integrar teclados a sus temas, aunque esta vez a modo de introducción, contrastando la finura de ésta con el puñetazo que representa la propia canción.

Algo que también han sabido aprovechar muy bien es el orden de las canciones, haciendo que la progresión de las mismas a lo largo del disco sea correcta, con el single “Rebutjo el vostre ajut” haciendo de punto intermedio antes de la corta “Passa el temps”, que pasa casi desapercibida entre tanta vorágine de bestialidad.
Me llama la atención en particular que a pesar de no ser la primera banda que escucho con sus letras en catalán, me ha sorprendido la dicción de su vocalista para emplear esta lengua, consiguiendo que los temas suenen arcanos y medievales.

 En resumen: treinta y nueve minutos obligados para los amantes del black/death de corte clásico en en los que os será imposible evitar las ganas de hacer pogo con el primero que se cruce en vuestro camino.

 

firmajavig

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS