SEPULCRATION – Rerum Demoni, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Viendo los nombres que se repiten en las bandas uno podría pensar que hay comodines que valen para todo. En el caso de SEPULCRATION no es un comodín, son dos. Daviti, que entre otros proyectos su principal cometido es MOÑIGO, y por otro lado Danthor, que se multiplica cada día y va camino de convertirse en el Rogga Johansson de estos lares. Ambos y el padre de la criatura, Oscar, conforman SEPULCRATION, una banda que hace honor absolutamente a su nombre y que desde su portada y su contenido en este EP debut, Rerum Demoni, supone abrir la puerta a los exaltantes silbidos de la muerte envuelto en una música “sepulcral” cargada de cacofonías y de escalofríos. Un culto al metal oscuro en su acepción más basta, en donde el death metal pastoso y tortuoso se mezcla con el afilado aliento de otras formas mortuorias de entender la música y dan como resultado una pequeña muestra de arte funerario.

Desde el principio me recordaron bastante, portada incluida, a otros de estas latitudes que hace tiempo están durmiendo el sueño de los justos, UNCONSECRATED, aunque en el caso de SEPULCRATION la mirada avanza más hacia la oscuridad americana que la estrictamente sueca. La producción (en parte debida al propio Daviti) consigue una envolvente aura macabra en torno a nuestras cabezas, aspirada y morbosa, para que en condiciones adecuadas uno sienta el aliento de la muerte detrás de nuestros cuerpos. Tanto epíteto gongoriano viene a describir lo que transmite Rerum Demoni, que no es más que devoción por el death metal en su más pura encarnación y mortuoria concepción. Los ecos de INCANTATION se mezclan con una oscuridad fría finlandesa y sólo parcialmente aires de Estocolmo.

Los arpegios de Oscar envueltos en silbidos de viento con aire a BATHORY y cabestros dispuestos para el sacrificio a lo DEICIDE en “Tribute to the gods” son los que abren las puertas de esta catacúmbica realidad en la que las almas bailan al ritmo de tortuosos ritmos y riffs. Es “Vermination” la primera y más extensa oda en donde las guitarras de Oscar tejen ropajes oscuros y la voz de Danthor se vuelve de ultratumba. En la mezcla el propio Daviti está un poco oculto en primera instancia pero siempre está ahí, omnipresente. Sólo resta un poco de valor estético al conjunto las baterías programadas, que suenan excesivamente sintéticas.

Más acelerado si cabe y con influencia del black es “Triumph of decay”, donde Danthor por momentos parece poseído por el espíritu de Antti Boman de DEMILICH en su voz. No obstante es una velocidad aparente porque Oscar sabe muy bien como intercalar ambientes tétricos con sus guitarras más pesadas. El groove se deja para “Doomed forever”, un tema pegadizo que en directo podría resultar letal con un batería de carne y hueso que le dé vida a los mecánicos ritmos que lo conducen, mientras que “Cemetery” sirve de punto y final ambiental al EP, dejando sensación de desasosiego e intranquilidad con las oscuras armonías y sonidos que salen de las cuerdas de Oscar.

Puliendo un poco el sonido de la batería, aunque sea sintética, y añadiendo minutaje a los temas SEPULCRATION tiene los ingredientes para una buena oda tétrica y morbosa que, más allá de la técnica, trata de trasladar al pentagrama la sensación del susurro de la muerte sobre nuestras nucas. Rerum Demoni es la primera piedra en ese camino.

Comparte:

COMENTARIOS