SEMPER – Sin Juez ni Altar, 2010

Enlaces:

semper01Sin juez ni altar, solo hay sitio en Gran Canaria para la brutalidad y contundencia, para la potencia genialmente canalizada y para la barbarie. Al menos con SEMPER.

Formados en 2007, la banda debuta en directo en marzo de 2008, y un año después se proclaman ganadores del concurso Dorada en Vivo, teloneando a MAGO DE OZ, y del concurso de bandas de la sala Paraninfo. Esto último les posibilita grabar este EP de tres temas más una intro, llamado “Sin Juez ni Altar”.

Y el juez dicta sentencia. SEMPER practica sin duda un metal pesado y potente, duro y consistente, resistente a las escuchas y a los diferentes gustos musicales del que oye su música. Poderoso y enérgico. SEMPER en este “Sin Juez ni Altar” recoge elementos de aquí y de allá, añadiendo su impronta personal. Una banda que irremediablemente se me viene a la cabeza al oir a los canarios es HAMLET. Pero también SEMPER tiene la potencia de unos DREDD, la avalancha sonora del nü de XKRUDE, la dureza de MALEEK o la brutalidad de unos CUERNOS DE CHIVO, siendo estas bandas tan diferentes entre sí. Por ejemplo. Y menudo cóctel explosivo.

semper02Una intro que no aparece en el tracklist de la contraportada del disco, abre la demo o EP engañando al oyente con su dialéctica tramposa, para estallar todo con “No Necesito”, una crítica explícita a la religión que destroza todo a su paso. Impresionante Gabriel a las voces, mientras la labor instrumental cumple con más que nota (la base rítmica es brutal y los riffs de guitarra siempre pesados y presentes). Un aplastamiento sonoro que destroza los tímpanos.

Con unas líneas de bajo muy interesantes, y unas líneas vocales muy SOBER / SKIZOO (demostrando Gabriel su versatilidad en este aspecto) empieza “Nada Más”. No obstante el vocalista vuelve a forzar enseguida, volviendo a los registros donde más me gusta personalmente, si bien intercala ambos con acierto. Gabriel es violencia vocal más versatilidad. Igual a gran resultado en todos los sentidos.

E “Imperio Marchito” cierra este buen trabajo de los grancanarios, con nota, con violencia, con desparpajo, con tralla a fin de cuentas. Con un estribillo muy PANTERA, de esos estribillos que se visten con pantalones cortos anchos, de esos que llegan por las rodillas, y que tanto vistieron estrofas a mediados de los 90’s. Pero todo ello de forma actualizada, con un sonido y producción muy contemporáneo.

Y se levanta la sesión. “Sin Juez ni Altar” gustará a quien guste de sonidos pesados y contundentes, sólidos y compactos. Si te gusta la tralla, la violencia sonora y la brutalidad toma un poco de SEMPER… Veredicto: tú eres el que decides.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS