SECRET ILLUSION (GRC) – Awake before the dawn, 2018

Enlaces: Facebook

En febrero del presente 2018 vio la luz Awake before the dawn, el tercer trabajo de larga duración de los griegos SECRET ILLUSION. Procedentes de Atenas, sus inicios se remontan al año 2007 cuando el guitarrista Filippos y el batería Chris se conocen y deciden poner en común sus interese musicales. Aunque enseguida sacaron su primera demo Silent voices, no es hasta el 2011 que ve la luz su primer LP Illusion, grabado entre 2009 y 2010. Varios cambios de formaciones, un par de EP’s mas y su anterior LP Change of time resumen la historia de los griegos hasta el momento, una historia que, como ellos mismos anuncian en su biografía, continuará.

Escuchar Awake before the dawn nos transportará a la década de los noventa; y bien podría pasar por un disco editado en esa época, cuando estaban en auge las bandas de power metal como STRATOVARIUS. El trabajo consta de diez canciones con una media de 6 minutos aproximadamente cada una. Una media suficiente para desplegar su arsenal, donde las influencias de los fineses se hacen notar. Los cortes tienden a ser lineales y predecibles, sobre todo, en la primera parte del disco, donde las ejecuciones son más rápidas y transcurren de himno en himno, repletas de melodías pegadizas. Ya a partir del sexto corte, “Kings and pawns (Napoleon)”, los temas se vuelven menos lineales y directos, bajando las revoluciones y convirtiéndose alguna de las canciones en un medio tiempo, como es el caso de “Falling”.

En cuanto a la temática del disco, dejan de lado la épica y fantasía que pueda caracterizar a las bandas de este género. Con unas letras reflexivas, atemporales y oscilantes entre el positivismo y la resignación,  hacen honor a la tierra de filósofos que ha sido Grecia.

Aun siendo una propuesta poco novedosa, el trabajo no pierde interés ninguno, sino todo lo contrario. Si te gusta el power metal en Awake before the dawn encontrarás una buena dosis de ello. Y esto gracias a la buena composición de los temas, la labor de las guitarras tanto rítmicas como solista, y sobre todo a la adictiva voz de Vasilis Axiotis, cuyo estado natural es una voz aguda, manteniendo la tensión a lo largo del LP. Las escasas apariciones de piano en la ya mencionada “Falling” y “Eerie” también son un aliciente para enfundarse los cascos y darle al play.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS