SAUROM – Sueños, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter GooglePlus Otro enlace

saurom38El dicho “año nuevo, vida nueva” no se cumple en estos primeros meses de mi vida en el ámbito de las reseñas de discos. ¿Por qué? Porque todavía no ha habido casi tiempo para que se publiquen discos y aún tenemos que reseñar discos de los últimos meses del año -de lo poco que podemos hablar en el ámbito musical en los primeros días del año es el Concierto de Año Nuevo, pero esta página se llama Subterráneo Heavy, no Subterráneo Strauss-.

Pero amigos, el disco que os traigo hoy es pura miel, porque como ya sabréis si los habéis escuchado alguna vez, SAUROM es una banda que se caracteriza por realizar todos sus discos con un tacto y un gusto soberbios, además de no quedarse estancados en un determinado sonido y estilo: a lo largo de sus casi 20 años de trayectoria les hemos podido escuchar haciendo el denominado por ellos “juglar metal” (un folk metal muy festivo y desenfadado) en sus dos primeros discos, para sofisticarse y metalizarse progresivamente a partir de Legado de juglares, llegando incluso a prescindir en parte de las texturas más folkies en Once romances desde Al-Andalus y Maryam, dos discos de heavy-power metal moderno en los que se mostraba una banda que poco o nada tenía que ver con aquella que publicó El guardián de las melodías perdidas en 2001.

En Vida, publicado a finales de 2012, pudimos escuchar un disco más folkie y rockero de canciones bellas y muy elegantes, y en este doble álbum Sueños, han decidido continuar por ese camino en los singles “Paz“, que hacia el final del tema muestra un coro de niños que le aporta una gran riqueza y “¡Vive!” además de en otros temas como “Músico de calle” -un poquito más acelerada- en el primer disco (Las caricias del alma) y “Náufrago” -ojo al estribillo de este auténtico temazo-, “Memorias de un héroe” y “Sueños perdidos” en el segundo (La partitura secreta).

Siguiendo con el folk, también podemos encontrar temas que pueden recordar al juglar-metal que hacían en sus inicios, como “El carnaval del diablo” o “El círculo juglar“, tema con el que abren el segundo disco y que huele a que será la que abrirá sus conciertos a partir de ahora, “El beso” o las hímnicas “Latinoamérica juglar” y “¡Por fin viernes!” ambas con un deje muy popero.

Antes mencionaba que SAUROM publicaron dos álbumes de heavy metal. Pues bien, en Sueños también podemos encontrar temas más heavys pero que no dejan de lado las melodías folkies y que en muchos momentos recuerdan a BLIND GUARDIAN, grupo que casualmente también está muy influenciado por la obra de Tolkien. Estos temas son “La isla de los hombres solos“, “La mujer dormida” -escuchad principalmente estas dos y decidme si no podrían estar escritas por Hansi Kürsch y André Olbrich-. En “El reino de las hadas“, donde incorporan una voz femenina, y en la hardrockera “El elixir” la influencia de los bardos alemanes no es tan patente como en las dos anteriores.

Pero si por algo SAUROM son una banda exquisita es sin duda por sus baladas, donde su soberbio cantante Migue puede dar rienda suelta a sus pulmones, y en este disco tenemos un buen puñado de ellas: en clave acústica tenemos “Rosa negra”, con unos grandes arreglos de piano y con un Migue inmenso y la folklórica “Dalia“. Por otro lado, tenemos dos temas que andan a caballo entre el medio tiempo y la balada, como “Soñando contigo” y “Pintor de suspiros” que por momentos puede recordar a una power ballad. Por último, pese a que los interludios sean temas que no me gusta reseñar, la belleza de la casi gótica “Bella luna“, cuya melodía retumba en mi cabeza constantemente, la nana “Dulces sueños” y las folklóricas “El duende en la ventana” y “La partitura secreta” hacen que sea imposible que no los destaque.

SAUROM ya lleva unos cuantos años siendo una de las mejores bandas del país, principalmente por ser culos de mal asiento y porque siempre están innovando. Buena prueba de ello es que con los tiempos que corren para la música se atrevan a sacar un doble disco donde todos los temas son más que notables. Pese a que esté formado por 27 temas (incluyendo interludios) no se hace largo debido a la variedad de los temas. Aunque lleven casi veinte años de carrera, los gaditanos siguen innovando e incorporan, entre otras cosas, estructuras más cercanas al pop e influencias del hard rock. Y que sigan así durante muchos años.

firmajosemanuel

Comparte:

One thought on “SAUROM – Sueños, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS