SAPATA (FIN) – No sun to embrace, 2021

Enlaces:

No negaré que, en un principio, me supuso un reto escribir sobre este trabajo y me retractaré en mis palabras acerca de las vocalistas femeninas que antaño torturaban mis oídos (aunque me gustaría aclarar que si el registro era muy agudo me daba igual el género del ejecutante). De sabias es rectificar, y no cerrar la puerta a escuchar propuestas que puedan parecer lejanas a mis gustos musicales, hace años, me ha ayudado a aprender, evolucionar y disfrutar de lo que he ido descubriendo.

Cada vez que me dispongo a escuchar e investigar sobre algún disco que llega a mis manos tengo presente lo difícil que es componer, grabar… En este caso, he de decir que SAPATA merecen todo mi respeto, ya que Saara Šamane, su vocalista, parece ser, al menos es mi percepción, el mecanismo que mueve a la banda puesto que no solo ha diseñado la portada sino que también ha publicado el disco con su propio sello discográfico.

SAPATA es una banda de doom metal progresivo de Tampere, Finlandia, formada en 2015. No sun to embrace es su tercer trabajo y vio la luz en el pasado mes de febrero. Precedido por su álbum de debut Satanibator  en 2017, el EP Reflections en 2018 y un single, Circle en 2019, viene a intentar demostrar la madurez de esta «relativamente» joven banda. Como ya he dicho anteriormente, ha sido publicado por el sello que dirije su vocalista. Last day of the north, creado por Saara y Pa Kiiskilä, su marido, en la actualidad es la plataforma que tienen para lanzar sus proyectos personales y, en este caso, el último trabajo de SAPATA. Una buena muestra de que los músicos cada vez deben invertir más esfuerzos para poder editar su música y a la vez una razón de admiración por mi parte hacia estos artistas.

Tras descubrir todo esto investigué más sobre la mujer que está detrás de SAPATA. Su proyecto en solitario, ŠAMANE, junto con el de su pareja Pa Kiiskilä, se mueve en otros aires musicales lejanos a los que solemos tratar por aquí, pero merecen todo el respeto y aconsejo su escucha para comprobar que estamos delante de una gran artista.

Volviendo a No sun to embrace, y los músicos que están detrás de él, pienso que no me equivoco si defiendo su buen hacer. Es un disco muy coherente con un buen equilibrio entre los diferentes instrumentos que lo ejecutan y tiene un aire progresivo con tintes doom que pueden hacer llegar a los fans más acérrimos de CANDLEMASS e incluso (me arriesgo) CATHEDRAL y me aventuro a mencionar a AVATARIUM.

El registro vocal de Saara y su estilo es muy personal. Demuestra tener mucho talento utilizando su voz. Tiene un color muy cercano al blues que tiñe todas las canciones y se refuerza con la ejecuciones de los músicos que la acompañan. No quiero dejar de mencionar a sus guitarristas Felix Voltti y Tomi Tiitto (más si uno de ellos creo que es zurdo; somos pocos en este mundo de diestros y tenemos que hacer piña), ya que las frases que interpretan dialogando con las melodías de voz y acompañándola reflejan también que tienen un gran nivel musical.

El sonido general de todo el disco es muy bueno y cada uno de los instrumentos que suenan tiene su espacio sin interferir en los demás. Realmente es un buen disco para estirarse relajadamente en el sofá y escuchar con unos buenos auriculares olvidando todo lo que nos rodea. Los ritmos elegantes y sencillos que Anttu Puutio añade a cada tema hacen que sea un disco bastante equilibrado.

De los siete temas que lo forman me quedo con el que da nombre a No sun to embrace y que ocupa el quinto lugar. Escuchándolo no he podido evitar volver a recordar una banda catalana que hace tiempo ya nombré en alguna reseña. FANG fueron una banda de Banyoles (Girona) que poca gente conoce, pero aconsejo su escucha siempre que puedo. Es un tema redondo con una cadencia sencilla pero resultona y que refleja el trabajo que hace Lida Seppälä, su bajista, a lo largo de todo el disco.

En resumen, SAPATA han creado un buen trabajo, con buen sonido, calidad musical y una producción más madura con respecto a su primer trabajo Satanibator (que aconsejo escuchar). Por poner un pero y para no resultar tan deslumbrada y enamorada de Saara, he de confesar que hacia el final del disco me hubiera molado menos melismas bluseros ya que se me han antojado repetitivos (reconozco que tengo ciertos problemas con las voces limpias pero estoy madurando). Aun así estoy segura de que para oídos más acostumbrados a estos sonidos puede ser muy interesante escuchar No sun to embrace y os invito a seguir los pasos de SAPATA y los lanzamientos que haga el sello discográfico detrás de ellos.

Comparte: