SADAI – Mi Última Lágrima, 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

Desde tierras aragonesas nos llega el primer compacto de SADAI, en forma de EP de seis temas más bonus track, después de siete años de trayectoria como grupo. Es decir, estos músicos se han tomado su tiempo para crear su primera obra y he de dar fé que el resultado es notable en todos los sentidos. Tanto a nivel compositivo, de ejecución y de sonido (con especial protagonismo, eso es cierto, de la voz sobre el resto de instrumentos).

Se puede decir que la fachada de la banda y del artwork del EP es totalmente gótica, presentando a una señorita sumergiéndose en un baño de sangre en una blanca bañera.  Más descriptivo y representativo ciertamente imposible. Esencia gothic también repasando la foto central del libreto, lo cual unido a la cristalina voz de Nekane, recuerda por momentos a grupos como EVANESCENCE, NIGHTWISH, WITHIN TEMPTATION, DREAMLIKE HORROR o LACUNA COIL.

No obstante, SADAI no llega tan lejos en este sentido, ya que el grupo musicalmente tiene su parte gothic pero también su alma secuestrada por el metal melódico, consiguiendo un término medio bastante virtuoso en ese aspecto. Aquí encontrarás un metal muy asimilable a primera escucha, muy comercial (no se tome el término como algo peyorativo), desde canciones como las iniciales La Habitación o Vendo Alas (en mi opinión el hit de este trabajo, donde Nekane se acerca a tesituras de cantante más hard o heavy al estilo de Rosa de OFFTOPIC o Rebeca de ARMA SECRETA), hasta cortes como el lleno de contrastes La Huida, o Un Pie en la Tierra, con unos punteos de guitarra melancólicos y emotivos, acompañados en todo momento por unas líneas vocales delicadas de Nekane.

Antes me he referido a La Huida como típica canción de contrastes. Eso es lo que es realmente SADAI. El contraste asoma en sus composiciones, desde la oscuridad en su concepto y en sus líneas maestras, hasta esa luminosidad representada por su melodía y las líneas vocales de su cantante. Esto se puede ver, por ejemplo, en la potente Sueños de Cristal,  con una base rítmica y guitarras muy pesadas, contrastando con lo liviano, con la sutileza del trabajo vocal.

Esta fragilidad se vuelve a hacer música con Te Encontraré, y termina estallando en un corte muy DENIA, grupo nacional que también explora este tipo de sonidos, con Sola, el bonus track del EP, que sella las venas abiertas de este desnudo trabajo, que cierra el disco con nota y que nos devuelve al silencio descarnado de la habitación.

Interesante mezcolanza bien diluida de metal melódico y gothic (más lo primero en lo estrictamente musical, más lo segundo en el aspecto visual), con una base oscura bañada por la luminosidad de la melodía y líneas vocales de su cantante, y con un alma que apunta a lo mainstream, aun sonando de momento en las cavernas del subsuelo underground. Eso es SADAI, al menos con su primer EP Mi Última Lágrima.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS