SACRAMENTO – Horizonte de eventos, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook Twitter

sacramento11Desde que hace un par de años reseñé el primer álbum de SACRAMENTO su popularidad ha subido como la espuma: giras teloneando a grupos como MASTERPLAN, aparición en festivales como Leyendas del rock, giras por Latinoamérica, colaboración de algunos de sus miembros en el último álbum de MÄGO DE OZ, etc. Mi orgullo de redactor, me haría pensar que mi trabajo es magnífico, que mi reseña hizo que se hicieran un nombre en la escena y que si están actuando tanto y grabando discos es, en parte, gracias a mi trabajo.

Pero siendo objetivos, si SACRAMENTO se han hecho un nombre en la escena es porque se lo han currado, su trabajo es magnífico y sobretodo, que si un juntaletras como yo hace reseñas es porque grupos como el suyo están trabajando muy duro todos los días para que los redactores tengamos algo que reseñar.

Pero vamos a dejarnos de introducciones filosóficas y pasemos a hablar de música. En la música hay una especie de ley no escrita que dice que una banda se consolida por completo con su segundo disco. Pues bien, escuchando este Horizonte de eventos podemos afirmar que SACRAMENTO conseguirá afianzarse para pasar a ser conocida como una banda propiamente dicha y no como el proyecto paralelo de Manuel Escudero.

Pero, ¿qué diferencias hay entre el debut A sangre y fuego y este Horizonte de eventos? Pues aparte de que han progresado en su sonido, han madurado y todos esos tópicos podemos decir que este álbum es, tanto musical como líricamente, mucho más heavy y duro que su debut, que si bien era exquisitamente melódico, carecía de dureza en ciertos momentos.

Pero tampoco os penséis que SACRAMENTO se han pasado ahora al thrash metal. Su sonido sigue siendo una mezcla entre hard rock, power metal y progresivo, como la inicial «Destino marcado» o «Rencor» que podría aparecer en el próximo álbum de MASTERPLAN (de hecho, más de uno agradeceríamos un tema así, señor Grapow). Aún así, en algunos temas se decanta más hacia el power metal, como en «¿Quién parará este tren?«, cuyo estribillo es puramente progresivo, y la cover del «Hearts of fire» de Russ Ballard y Roger Daltrey (os recomiendo escuchar la original, es tan ochentera que con solo escucharla se te carda el pelo, se te sombrean los ojos y te salen hombreras en la camiseta).

Otras veces, SACRAMENTO tiende a su vertiente más progresiva, con riffs de guitarra más intrincados y mayor importancia de los teclados, como en la homónima «Horizonte de eventos«, la dreamtheatrera «No hay nada más fuerte» (escuchad los primeros compases del tema y decidme si os recuerda a los primeros discos de DREAM THEATER por favor) o «Maestros de la realidad» tema que, si excluimos los bonus da carpetazo al disco, y donde la banda da rienda suela a su espíritu más arabesco y progresivo.

Pero, donde más se nota esa madurez y progreso que he comentado es en aquellos temas que les alejan de su «zona de confort», temas en los que casualmente también cuentan con colaboradores de excepción, por ejemplo, en la folklórica «Wallace» cuentan con la colaboración de Moha y Josema de MÄGO DE OZ mientras que en «El fuerte eres tú«, con un deje AOR, vuelven a contar con la colaboración del ex guitarrista de NAZARETH Manny Charlton. No me olvido tampoco de la power ballad «Dos viajeros«, en la que incorporan una guitarra flamenca como elemento novedoso y encontramos también algún que otro pasaje de intensidad guitarrera.

Cierran definitivamente con las versiones alternativas de tres temas del disco: Wallace junto a Zeta de MÄGO DE OZ, que consigue el tema suene aún más a su banda madre, «Dos viajeros» junto a Rosa Cambas, profesora de canto de Manuel y por último, la joya de la corona: «Maestros de la realidad» en la que cantan alguna estrofilla cantantes tan conocidos de la escena española como Carlos Pina de PANZER, Silver de MURO y SILVER FIST, Manuel Martínez de MEDINA AZAHARA, su hijo Mart de ESTIRPEÓscar Sancho de LUJURIA, Leo Jiménez, Gabi Boente de SARATOGA, o Nacho Prieto de ATLAS. Vamos, un all-star del metal estatal.

En definitiva, nos encontramos ante un gran disco de esta banda que últimamente está adquiriendo mucha popularidad. Horizonte de eventos mejora con creces a A sangre y fuego, que es también un discazo. Si se están ganando un sitio en la escena, es por discos como este, y no por el trabajo de juntaletras como yo. Bandas como esta demuestran que, al menos en la música, la experiencia es un grado.

 firmajosemanuel

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS