SABHANKRA (TUR) – From the frozen mountains, 2018

Enlaces: Facebook

No son muchas las formaciones turcas que puedo recordar con facilidad. MEZARKABUL, …AAAARRGHH…, BLACK OMEN y NETTLETHRONE son de las pocas que he sido capaz de recopilar mentalmente al escribir estas líneas, pero de ahora en adelante podré recordar otra más: SABHANKRA, formados en 2001 y con una discografía bastante extensa formada por una demo, dos discos en directo, tres epés (además de otro más que saldrá este miércoles 2019) y cuatro discos en larga duración, contando con From the frozen mountains, sobre el que hoy escribimos.

¡Qué buenos! Con la de años que llevan en activo y la cantidad de material editado durante toda su carrera, no entiendo cómo no los he conocido antes, ¡qué rabia! Y es que los de Estambul practican un black metal que es muy de mi agrado, con particularidades que comentaremos a continuación.

Para empezar, la carga melódica está bastante presente en toda la obra, aportando contraste y diferentes matices que nos hacen pensar en estilos tan polivalentes como el folk o el viking, que tan demostrado está que pueden combinarse con cualquier tipo de metal extremo, que si se hace bien va a resultar un producto atractivo. No cabe duda de que la calidad que desprende esta banda no tiene nada que envidiar a la de otras más consagradas, y es solo cuestión de tiempo (y promoción, claro) que se los reconozca como bien merecen.

Flirtean también bastante con otros géneros como el death o el thrash, enriqueciendo así el apartado extremo de su arte. Sin embargo, no sólo combinan estilos extremos entre sí; también dejan entrever algunas influencias del power metal. Esto se nota sobre todo con las guitarras rítmicas, en las que muchas veces recuerdan más al power. Para algunos podría ser un toque tan subliminal que no influiría en la música de SABHANKRA, pero para un servidor les vale como extra a esta elegante amalgama de elementos tan bien cohesionados.

Variedad de riffs, melodías, guitarras rítmicas y percusión, aunque sin aventurarse mucho en experimentos o modernidades. Lo que hacen es simple: black metal melódico con esos destellos de otros géneros, con un puntito sinfónico y con alma folclórica. Me han hecho pensar en los ya mencionados BLACK OMEN, VINTERLAND, los primeros ORPHANED LAND o incluso DISSECTION, según momentos, pero siempre con su propia receta, poderosa y oscura.

Grata sorpresa la de SABHANKRA, quienes seguirán sonando con asiduidad en mi reproductor y a quienes seguiré de cerca a la espera de próximos trabajos.

Comparte:

COMENTARIOS