RUINAS (ESP) – Ikonoklasta, 2020

Enlaces:

Se unen dos ciudades custodiadas por mar, como son la italiana Pescara y A Coruña, para engendrar un nuevo monstruo de dos cabezas, una en la que las fauces del death metal se antojan desorbitadamente afiladas y grandes y otra de cuya infecta boca emanan las más ponzoñosas enfermedades que pueda emanar el grind. De manos del italiano sello Spikerot Records nos llega una nueva obra de grind patrio, perpetrada por esa hidra bicéfala que comentaba un poco más arriba, respondiendo al nombre de RUINAS, un nuevo proyecto en el que se ve inmerso Rober Bustabad, quien militase en MACHETAZO, uno de los máximos exponentes del grind dentro de nuestro país. Además, Rober también anda metido en otros saraos como BANISHED FROM INFERNO u OVAKNER; vamos, que no pierde el tiempo el bueno de Bustabad. Para la ocasión, ha contado como escolta con la inestimable ayuda de Ángel, quien se encarga de las labores de percusión. Esto quiere decir, por consiguiente, que el resto de labores corren por cuenta de Rober. Ahí es nada.

Ikonoklasta es el estreno de RUINAS, que se presenta en forma de LP de poquito más de treinta y dos minutos de duración. ¡Pero menudos treinta y dos minutos! Intensidad, mala hostia, rabia y un torbellino de zapatillas, cera, navajazos y enfermiza furia que es capaz de poner en ebullición tu sangre y cualquier otro fluido que contenga tu cuerpo de metalhead abotargado por el confinamiento.

En lo que a cuerdas se refiere, proporcionada unión entre el death metal y el grindcore, que distribuye las alusiones a otros palos como el punk, el sludge o el hardcore a lo largo de todo el redondo. Aunque a pesar de ese equilibrio es probable que la sensación grinder sea levemente mayor, dada la tendencia al riffing guarro y a la tan socorrida combinación entre el blast beat y el “tupa-turupa” bailongo al más puro estilo Vladimir Putin en las fiestas de Peal del Becerro.

Muy preciso Ángel a las baquetas, dejando detalles de calidad en el juego de platos, dándole la importancia necesaria a esa campanita del ride con la que marca la pauta en los blast beats. No para en todo el disco de proponer, de redoblar y de destruir, sonando como una auténtica avalancha de apisonadoras conducidas por mandriles esquizofrénicos puestos hasta el culo de metanfetamina. Una puta barbaridad.

Para rematar, líricas infames, métrica trepidante, respaldadas por distintos registros que albergan textura y grosor suficientes como para representar un peligro para la salud pública. Como ejemplo de esto que os cuento, la lírica de “Ikonoklasta”, un auténtico martillo pilón directo al pecho. Destaca ésta entre mis favoritas junto a otras como “Ciclón de la tarántula”,”Fauces de Saturno”, “Ira, cuchillo y fuego” o “La conjura de los insectos”.

Como último apunte, además de ser un valor añadido, la inclusión de pasajes confeccionados con sintetizadores y diferentes samples que te introducen todavía más dentro de esa atmósfera de podredumbre, oscuridad y miseria, hacen de Ikonoklasta un disco sin fisuras dentro del género convirtiendo el estreno de RUINAS en el debut perfecto.

Comparte: