Route Resurrection: OBITUARY – Barcelona – 09/08/17

Enlaces: Facebook BandCamp

Programar un concierto entre semana siempre es arriesgado y si es en agosto, mes vacacional por excelencia, puede que le añada un plus de peligrosidad. Pero desde el primer instante me sorprendió la gran afluencia de público. Una media hora antes de que empezara el concierto ya había una larga cola para entrar al recinto, lo que presagiaba una buena asistencia al evento. Poco antes de empezar la descarga el aforo era de unas cien personas, cosa que no estaba mal, pero parecían pocas en comparación con la cola que se había generado fuera.

DEJADEATH salieron puntuales al escenario a sabiendas del poco tiempo del que disponían y justo antes de empezar un problema con uno de los cables de la guitarra retrasó unos cinco minutos el inicio de su actuación.

Empezaron con “Insidious overlord” y “Slow demise”, dos temas de su anterior trabajo ¡¡¡Viva Dios!!!, y desde el primer momento pudimos ver que el show de los barceloneses, debido a su corta duración, iba a tirar por sus temas más rápidos y furiosos, dejando de lado su vertiente más doomie y sus temas más largos, decisión bastante lógica por otra parte. La otra opción era tocar su tema “¡¡¡Viva Dios!!” entero y dejar a todos con el culo torcidísimo.

Con el tercer tema “Lovelovelove”, de su último y aclamado álbum Satan is losing momentum, el aforo de la sala había llegado tranquilamente a la mitad, lo que indicaba que el público tenía ganas de ver a los dos teloneros y no solo al cabeza de cartel, como desgraciadamente suele ocurrir en muchas ocasiones.

El sonido hasta el momento no había sido el óptimo, ya que en momentos puntuales se creaba algo de bola y las guitarras no se entendían del todo bien, pero se veía compensado por la atronadora batería de Bud y la entrega de Imanol a las cuatro cuerdas. A mitad del tema la guitarra de Ax empezó a fallar otra vez y empezó un calvario que duró dos canciones más, hasta que pudieron, por fin, solucionar el fallo con un cable de carga. Durante esos temas el resto del grupo solventó la papeleta con profesionalidad y entrega y desde la mesa dieron algo más de protagonismo a las guitarras de Christopher para aumentar el cuerpo y el sonido de la banda.

Evidentemente estos problemas deslucieron la actuación, pero no hicieron mella en ellos, que continuaron dándolo todo encima del escenario.

Con “Every pig into the fire” los primeros mosh hicieron acto de presencia en la pista, y con la locura de este ya icónico tema de la banda dieron por acabado su concierto.

Fue un concierto breve pero muy intenso. DEJADEATH demostraron que no hace falta una gran parafernalia y postureo encima de un escenario para dar un buen espectáculo; con trabajo, esfuerzo y calidad hay más que suficiente para destacar. Esperamos poder verlos en breve con un show completo, proyecciones incluidas, y sin ningún problema que nos impida disfrutar de su música.

Set-list:

– “Insidious overlord”

– “Slow demise”

– “Lovelovelove”

– “Voluntary servitude”

– “Cripple revolution”

– “You might as well die”

– “Every pig into the fire”

Tras un rápido cambio de backline salieron al escenario los bredenses ASSOT a los cuales no había tenido la oportunidad de escuchar ni de ver en directo. Su propuesta está englobada dentro del death metal, pero en una vertiente mucho más clásica que la de DEJADEATH. Death metal old school, con ciertos rasgos thrasheros, con la particularidad de cantar en catalán y de que la mayoría de sus letras tratan sobre las leyendas y fábulas del Montseny.

Empezaron con “Cap d´estopes” de su EP del mismo título, un tema ideal para empezar a calentar al público, con un inicio furioso y riffs directos y cadenciosos para darle ese toque pesado característico del death old school.

Fueron desgranando temas de sus dos discos Territori hostil Bullen les calderes con un sonido, ya sin ningún tipo de problemas, donde se podía apreciar perfectamente los riffs pesados y los solos endiablados de Oscar. Con “Setge de llops” el público empezó a liarla y empezaron los mosh que ya no pararían casi hasta el final de su set.

L´home mort” aportó algo más de rock y stoner a su repertorio, un tema con unas guitarras hipersaturadas y que a mí personalmente me sonó muy death and roll pero con un toque lúgubre y oscuro.

Para dar por concluido con su concierto decidieron hacerlo con los dos temas que también cierran su último trabajo. Dos trallazos de puro death metal, sin aliños ni aditivos, pero también sin concesiones a las ya maltrechas cervicales del respetable.

Muy buen concierto de los bredenses, sin muchas florituras encima del escenario pero haciendo bien su trabajo, ejecutando perfectamente sus temas y haciendo que el público disfrutara de ellos.

Set-list:

– “Cap d’estopes”

– “1714”

– “El senyor de la foscor”

– “El niu del guerrer”

– “Setge de llops”

– “L’home mort”

– “El gat mesquer”

– “Territori hostil”

– “La pedra gentil”

– “13 bruixes”

– “Montclús maleït”

 

Y llegaba el momento del cabeza de cartel de la noche, OBITUARY. Con una sala llena casi al completo, cosa que no veía hace tiempo en la RAZZ 2, y un público totalmente entregado, salieron los norteamericanos a ofrecernos la guinda del pastel a una noche de buenísimo death metal.

Internal Bleeding”, tema que también abre su mítico primer álbum Slowly we rot, fue el elegido para empezar las hostilidades, cosa que no hizo más que aumentar la locura del público. Desde el primer minuto los Tardy y compañía demostraron estar en un estado de forma envidiable y tener un directo contundente y sólido. El sonido era atronador y puede que algo elevado para los gastados oídos del que escribe, pero a la gente no parecía importarle e iban coreando y cantando los clásicos que iban desgranando poco a poco.

Con “Sentence day” llegó la primera oportunidad de presentar los temas de su último y homónimo trabajo. A pesar de no tener el gancho de los temas antiguos, el público lo recibió bien y siguió coreando y moviendo el cuello como si no hubiese mañana.

Está claro que OBITUARY es un grupo de directo. Sus discos pueden gustarte más o menos, pero en directo los mismos temas ganan en intensidad y fuerza y es gracias al buen hacer y a la entrega que muestra cada uno de los componentes del grupo.

Con “Don’t care” y “Words of evil” dieron por acabada la primera parte del concierto, dejando las guitarras apoyadas en los amplis y dejando el acople durante un buen rato. Tras unos breves instantes de vitoreo y ruido volvieron a salir y empalmaron con “Redneck stomp”, siguiendo con los acoples y alargando el tema demasiado para mi gusto.

Y ya, por fin, después de desgranar casi todo el álbum, acabaron con el clásico de los clásicos “Slowly we rot”, lo que llevó al éxtasis a todos los allí asistentes.

OBITUARY nos ofrecieron un concierto excelente, plagado de clásicos de toda su carrera, cosa que es de agradecer porque parece que últimamente las bandas tiran más para su material más nuevo y olvidan los temas que los han hecho grandes. Y demostraron que están en un estado de forma envidiable.

Set-list:

– “Internal bleeding”

– “Chopped in half”

– “Turned inside out”

– “Visions in my head”

– “Sentence day”

– “A lesson in vengeance”

– “Dying”

– “Find the arise”

– “Ten thousand ways to die”

– “No”

– “‘Til death”

– “Don’t care”

– “Words of evil”

– “Redneck stomp”

– “Slowly we rot”

 

Texto:

Fotos:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS