ROTTEN SOUND (FIN) – Suffer to abuse, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

El grindcore escandinavo siempre ha gozado de muy buena salud. Bandas menos conocidas, otras aperturistas y algunas que siempre marcaron el camino de un sonido que en general o tendía a parecerse brutalmente a CARCASS (sobre todo si nos vamos a Suecia) o tiraba hacia derroteros más crust. En este segundo caso hay dos bandas que se pueden considerar referencia: NASUM en Suecia y ROTTEN SOUND en Finlandia (a TO SEPARATE THE FLESH FROM THE BONES no los cuento porque su andadura duró poco debido a las obligaciones de su batería, Mika Karppinen, con HIM). Estos últimos han sido los que, por razones evidentes, han tenido una trayectoria más consolidada y continuista, aunque poco a poco se fueron acercando hacia terrenos más pesados y death metaleros, reduciendo su influencia de PHOBIA y tirando más hacia la contundencia, aunque para mí siempre serán los IMPALED NAZARENE del grind. Ya son veinticinco años de existencia y eso se tiene que notar de alguna manera.

Pese a ser una banda de grindcore, ROTTEN SOUND no han sido nunca muy prolíficos. No es la típica banda que espacia sus lanzamientos enteros y entre medias llena su discografía de EPs, compartidos y singles. Los finlandeses tienen muchos discos de menor duración, pero desde su magnífico Cycles, donde se notó más ese cambio al que me refería antes, se han prodigado con cuentagotas, no teniendo continuidad en larga duración hasta un Cursed que me resultó menor y, cinco años después, un enorme Abuse to suffer, donde mantenían ese sonido más pesado pero volvían en producción y estructuras puntuales al grind-crust a la escandinava de toda la vida. Dos años después ROTTEN SOUND le dan la vuelta al título de aquel disco y editan un nuevo EP, Suffer to abuse, donde también le dan la vuelta a la estructura de aquel disco, pero no de 180 grados sino otra vuelta de tuerca para que los temas más crust lo sean más aún y la parte pesada también lo sea a su manera.

Buen ejemplo serían los dos cortes de apertura, que combinan ambas caras a la perfección, tanto “Privileged” como “The misfit“, este segundo tirando más de pesadez rítmica (se nota que ya no está Kai Hahto con ROTTEN SOUND…). Por su parte, la cara más death sale a relucir en “Stressed mess“, con un guiño, plagio o como lo quieras llamar total a los ENTOMBED del Left hand path, mientras que más adelante “Nutrition” se vuelve más death and roll. El sentido del humor no les falta, pues el que probablemente sea el corte más bestia y acelerado del disco, y para mí el vencedor de todos, es “One hit wonder“, que probablemente lo sea para todos los que recordamos los momentos más acelerados del grupo finlandés. No muy lejos anda también “Slaves of lust“, con el que cierran el EP en menos de un minuto, con parte central groovy a lo MASTIC SCUM incluída.

ROTTEN SOUND no se prodiga en exceso, y con Suffer to abuse nos dejan con la miel en los labios, pues nos dan sólo doce minutos de música adicionales a los veintiocho minutos que duraba su pareja, Abuse to suffer. Eso sí, consiguen que tengamos ganas de coger aquél y ponerlo inmediatamente después. Parece un trabajo complementario más que un paso adelante, pero el giro de profundización que dan en sonido e ideas me parece suficiente como para ilusionarme con que no pasen muchos meses hasta un nuevo lanzamiento de ROTTEN SOUND. Espero no equivocarme. Mientras tanto un pequeño caramelo para entretenernos.

Comparte:

COMENTARIOS