RISING CORE – Under thoughts, 2017

Enlaces: Facebook

Uno cree tenerlo todo bajo control, piensa que la suerte le sonríe y que no le puede pedir más a la vida. De repente ocurre algo y la pirámide que tan bien asentada creías resultaba estar sujeta por uno de sus vértices y se estrella contra el suelo y se desmorona. No sabes ya qué hacer y todo lo que creías posible se convierte en imposible. Este es el argumento de Under thoughts, expuesto a través de una mujer de éxito en la vida que una noche en el silencio recibe una llamada que le cuenta la noticia de una tragedia familiar que le costará su tranquilidad. Desde ese momento, iniciado narrativamente con “A call breaks the silence” y hasta la reflexión final de la propia “Under thoughts“, RISING CORE nos conduce por la historia de esta mujer de negocios que ve cómo de la noche a la mañana todo su castillo construido en ladrillo se convierte en uno de naipes que se derrumba con solo soplarlo.

El argumento es interesante, aunque algo manido en el melodrama televisivo; la cuestión está en contarlo musicalmente sin por ello caer en la tentación de olvidar que un disco es una suma de partes además de un conjunto. La introspección con que se cuenta todo y el propio dramatismo musical y lírico, puede hacernos pensar en QUEENSRYCHE, pasado por la modernidad de SYMPHONY X en su cara más oscura y la contundencia de DREAM THEATER (sírvase escuchar los riffs de “Out of the blue” para comprobarlo). Sin embargo el papel de Verónica Galindo detrás del micro, los teclados más ambientales que virtuosos y el aire melódico de solos y estribillos nos hace pensar también en grupos más cercanos al hard rock (la última etapa de PRETTY MAIDS por ejemplo) o incluso los aires de frialdad etérea europea de EPICA. Sensación que se incrementa con la producción algo mecánica pero detallista con que el propio guitarrista del grupo, Juan Martin, ha producido el disco.

Hasta aquí la descripción del contenido, tanto lírico como sonoro, de RISING CORE. ¿Pero y la composición? ¿Cumplen el objetivo de contar una historia y al mismo tiempo dar personalidad a los temas? En mi opinión, aunque hay temas que parecen un poco de relleno para cubrir flecos del argumento, el grupo consigue transmitir sensación de continuidad y a la vez ofrecer buenos temas. Un ejemplo para mi sería “Broken“, momento en que se hace evidente la ruptura familiar que se ha construido en los dos primeros cortes. Verónica transmite mucha emotividad con su voz y la música se vuelve envolvente y melancólica, gracias a los teclados. Su continuación, “Falling“, transmite fuerza y energía… Los estribillos consiguen ser acordes con cada momento de la historia… En definitiva, uno puede imaginarse en qué momento de la trama estamos sin seguir las letras, sólo con escuchar la música, pero al mismo tiempo escuchar aleatoriamente y sacar algo de provecho.

Los momentos un poco menos conseguidos buscan ser los que reflejan más oscuridad e intimidad y me viene sobre todo a la cabeza “Into darkness” y “Going up“. El primero es el momento de tocar fondo, mientras que el segundo supone el inicio de la segunda parte. En ambos, musicalmente hablando, parece que buscaban ofrecer una sensación y sin embargo se quedan a medias, no teniendo la suficiente entidad como para sobrevivir por sí mismos sin el resto, aunque tengan buenos elementos (especialmente el potente y luminoso estribillo del segundo de los citados). También puede que se deba a un desgaste de la trama, pero afortunadamente el aire moderno y poderoso de “Better choices” recupera la energía y la variedad.

Después de una larga trayectoria a sus espaldas con otros nombres, y un lustro bajo la rúbrica de RISING CORE, la banda catalana lanza un trabajo ambicioso y con mucho contenido, tanto emotivo como puramente técnico. El que no arriesga no gana y en este caso con Under thoughts, pese a tener algunas cosas que pulir, dan un buen paso adelante. Los avatares del destino echan abajo cualquier bienestar en el que creamos estar, no hay que olvidarlo.

Comparte:

COMENTARIOS