RIOT FEST DÍA 1: BLOODLUST + HAIR AS A CROWN + EXODIUM + KITSUNE ART + BOSTOK – MADRID, 22/09/17

Enlaces:

Este pasado fin de semana tuvo lugar el Riot Fest y ahí estuvimos cubriendo su primera jornada. Organizado por Lost Souls Promotions y llevado a cabo en la sala Republik, una de las más céntricas de Madrid, reunió bandas de estilos bastante diversos tanto de la capital como otras de otros puntos de España.

BLOODLUST

BLOODLUST fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida. Debido a la gran diferencia de estilo entre sus dos cantantes el grupo me resultó tremendamente difícil de encasillar. Si bien ellos se catalogan en sus redes como death metal melódico, sobre las tablas demostraron que no se quedan ahí, ya que en muchas secciones de sus temas se apreciaban en la voz femenina tintes de estilos más actuales. Como pro hay que destacar la ejecución musical; como contra, el estatismo de algunos de los miembros de la banda que, si bien es verdad que no tenían mucho espacio, tampoco parecieron buscar alguna manera con la que transmitir algo más de energía al público

HAIR AS A CROWN

Tras una intro la hostia de inquietante (alarmas, gritos, ruidos perturbadores…) HAIR AS A CROWN comenzaron su actuación. Esperaba un zapatillazo desde el segundo uno pero a cambio de eso los de Jaén presentaron un comienzo mucho más calmado que poco a poco fue creciendo hasta llegar, entonces sí, a un estribillo que fue una señora apisonadora. En este primer tema, “Pieces“, con un aire progresivo muy marcado y con el que dejaron claro por qué derroteros son capaces de moverse, demostraron un manejo de las dinámicas que, por desgracia, suele brillar por su ausencia en la gran mayoría de bandas de metal. Batería, guitarrista y bajista llevaron a cabo una grandísima actuación, y junto a ellos la brutal voz de Nines hizo que todas las transiciones entre pasajes más calmados y momentos más bestias fueran como la seda; limpios perfectamente entonados y con personalidad, rasgados y guturales muy potentes… Cojonudo. Esperamos verlos de nuevo por aquí.

EXODIUM

Con el ambiente ya más animado tras la actuación de los andaluces y no tan frío como en el comienzo del festival, EXODIUM entró en escena. Su estilo, que destaca por la mezcla de metal moderno tipo TRIVIUM y otras vertientes más clásicas como el thrash, tuvo poco o nada que ver con las bandas anteriores. Aun así se plantaron delante del público con una energía que estuvo presente del primer al último tema (Javo en concreto, uno de los guitarras, no paró ni medio jodido minuto). Su setlist se compuso de los cuatro cortes de su EP homónimo, “Be quick or be dead” de IRON MAIDEN y un nuevo tema llamado “Virus“. Entre todo esto vimos pogos y una gran implicación del público que seguro que hizo que la banda disfrutara sobre las tablas. No es la primera vez que veo a estos madrileños y puedo decir que es bestial la evolución que han tenido desde sus comienzos, no tan lejanos, hasta ahora.

KITSUNE ART

Los cuartos fueron KITSUNE ART, unos grandes del metal alternativo de Madrid que actualmente están presentando su LP, Signals of synchronism, por distintos puntos de la geografía española. Característico de su música son los medios tiempos, los ritmos cabezones y los contrastes entre guturales y melódicos de Héctor, su cantante; todos estos elementos fueron perfectamente defendidos y plasmados durante el transcurso de su concierto, que a pesar de verse brevemente interrumpido por un fallo técnico hizo que los espectadores pasaran un rato brutal. Temas como “Withered rose” o su algo más antiguo “Puppets” fueron coreados con fuerza por el público de la Republik. Una suerte tener un grupo así tan cerca de nosotros.

BOSTOK

Los encargados de cerrar la noche fueron BOSTOK. Los de Alicante saltaron al escenario con una puesta en escena muy particular y derrochando una energía y un buen rollo que fueron el cierre perfecto para el Riot Fest. Al comienzo de su concierto mucha de la gente que había abarrotado la sala durante los conciertos anteriores ya se había ido; una pena, parece que no aprendemos y a día de hoy seguimos pirándonos cuando ya han tocado nuestros colegas. Allá cada uno, luego a muchos se les llena la boca con el “apoya la escena” cuando son los que están sobre el escenario. Volviendo a lo que nos atañe, estos últimos cuarenta minutos tuvieron de todo: wall of death, hostias, breaks, estribillos ultra cantables, puntos de humor (no sé vosotros pero yo no me suelo estar descojonando en conciertos de metal) y hasta una conga. Tal cual suena, una jodida conga. Un gran descubrimiento y desde luego una banda muy personal sobre la que un servidor tendrá puesto un ojo a partir de ahora.

En definitiva, una primera jornada de festival muy completa y variada en cuanto a estilos musicales. Si bien es verdad que el sonido comenzó siendo un poco bola en el primer concierto esto se fue corrigiendo rápidamente con las siguientes actuaciones. Los contrastes entre las bandas, lejos de ser un hándicap, le dieron oxígeno a una noche en la que quizás cinco bandas de un mismo estilo hubieran dado como resultado un evento algo pesado por lo monótono. ¡Buena organización y gran ambiente! No dejéis de estar pendientes a las siguientes propuestas de la peña de Lost Souls Promotions.

COMENTARIOS