RINGS OF SATURN (USA) – Gidim, 2019

Enlaces:

Portada del álbum Gidim de Rings of Saturn¿Estamos solos en el universo? En mi caso creo que no. Desconocemos muchas cosas sobre el universo y sobre el origen de la vida como para asumir que estamos solos; al menos esa es mi conclusión. El caso es que mientras el ser humano investiga al respecto de esta cuestión ha utilizado su ferviente imaginación para crear teorías conspirativas, crear un estereotipo sobre cómo son los aliens, casos famosos y acuñado algo llamado algo ufología. ¡Casi nada! Y lo mejor no es eso, sino que encima todo eso forma parte de la cultura popular. ¿No estáis de acuerdo? Mirad el surrealista evento de Facebook que hizo el suficiente ruido para tener repercusión hace meses sobre asaltar el área 51 corriendo como Naruto y me decís. El heavy metal, que es un género muy listo, variado y, por qué no decirlo, friki hasta la médula, nos ha proporcionado más de una banda tratando la temática alienígena basándose en toda esa cultura popular. Nuestros protagonistas RINGS OF SATURN, o mejor dicho nuestro protagonista Lucas Mann, se ha encargado de darnos una visión y sonido ultraexagerados que los diferencia de cualquier banda de deathcore, llegando ellos mismos a denominarse como aliencore.

Después de amansar y estandarizar su sonido en Ulta Ulla, una desbandada de dos miembros y el regreso del hijo prodigo Joel Omans, quedaba la duda de cuál sería el siguiente paso a seguir. En pocas palabras, ha sido mejorar lo mostrado en su anterior disco a la vez que miran hacia atrás a su pasado. Han sido siempre muy criticados y muy menospreciados por muchos debido a su peculiar sonido sobrecargado, y poco a poco van mejorando en ese aspecto. En eso Gidim ha sufrido una mejoría evidente. Si bien las velocidades siguen estando en una unidad métrica desconocida para el ser humano, se empeñan en hacer cálculos para dártelas en medidas que tú entiendas de una manera precisa y clara no vistas hasta ahora. Buen ejemplo de ello es en el tema título e instrumental “Gidim”, el cual me hace preguntarme una vez más a qué está esperando Lucas para hacer un disco instrumental. 

Otro aspecto que me ha llamado la atención es el cada vez más evidente buen gusto por las melodías. Siempre han tenido un deje a videojuegos antiguos como Metroid o Sonic en el sonido de la banda, pero aquí las veo más presentes que nunca. Sobre todo en “Mental prolapse”, que parece que es una banda sonora de encargo, o en “The husk”, en la que el uso del shred es estratosférico. El ambiente espacial sigue siendo de diez, y en temas como “Bloated and stiff” está realmente más conseguido que nunca. Estaría bien que en futuros discos lo explotaran de manera más seria y madura a riesgo de salirse de su zona de confort; unas influencias a lo CYNIC por poner un ejemplo les sentarían genial a mi parecer. Como curiosidad tenemos unas colaboraciones en las que destaca especialmente la del ex-vocalista de INFANT ANNIHILATOR Dan Watson en “Hypodermis glitch”, ya que consigue imprimir la pesadez violenta típica del deathcore, consiguiendo sobresalir del conjunto y, por lo tanto, dando frescura al disco.

La fórmula de RINGS OF SATURN sigue intacta y está claro que avanzan hacia volverla más accesible sin perder de vista su concepto original, lo cual les hace encontrar el equilibrio cósmico y a su vez renovarse. Tal vez deberían pensar en dar una vuelta de tuerca en su sonido, ya que corren el riesgo de cansar y de caer en la autoparodia que muchos detractores ven ya en ellos de seguir así, aunque el que sea fan de la banda no encontrará ningún motivo para no disfrutar de este disco.

Comparte:

COMENTARIOS