REGNA – Meridian, 2015

Enlaces: Facebook Youtube Twitter BandCamp

Regna00Comencemos las presentaciones. REGNA es una banda de rock progresivo de Barcelona formada por Alejandro Domínguez y Xavier Martínez (guitarra), Arturo García (bajo), Miguel González (teclado), Marc Illa (voz) y Eric Lavado (batería). Este EP, autoproducido y formado por tan sólo 4 temas, es el debut de la banda. Y creedme, si sólo en algo más de 17:00 minutos pueden crear y plasmar algo así, no quiero imaginar lo que llegarían a desarrollar cuando se planteen editar el LP de debut.

Meridian es una auténtica joya para los que somos fans del progresivo. ¿Por qué? Pues simple y llanamente lo es porque es rock progresivo sin apellidos, puro, con unos alardes compositivos que pasan de la complejidad a la sencillez en segundos. Son capaces de pasar de una clara línea musical con similitudes al sonido Canterbury y a la siguiente línea acercarse al sonido del progresivo actual. Si hiciera una comparación os diría sin titubear que este EP es como si mezclaramos el A Change of Seasons de DREAM THEATER con el álbum homónimo de CAMEL. Y precisamente esos saltos temporales es lo que hace que tenga estilo propio y singular.

En Meridian vamos a encontrarnos con una suite compuesta por 4 temas en el que, por encima de todo, vamos a encontrar melodía y por supuesto sutileza.

Destripemos los temas pues. El primer corte del EP es “Black Crows”. El tema empieza por una sencilla apertura de guitarra acústica y piano, a la que da paso una delicada entrada vocal, en la que el ritmo no varía, todo ello acompañado por una letra melancólica. Pasamos a un tema instrumental, “Collapse (in Technicolor)”, el cual en sus primeros pasos de desarrollo sigue la estela iniciada por el primer tema que, rápidamente, se disuelve en complejidad y algo más agresiva en un duelo entre instrumentos que deja entrever la calidad de la banda.

Continuamos con “Awake again”, el tema más largo del EP y en donde REGNA ponen toda la carne en el asador, el cual también empieza muy tímidamente, adentrándose lentamente en terrenos más complejos y agresivos, en donde aproximadamente, sobre mitad de tema, el juego anteriormente comentado de pasar de un sonido setentero a uno más actual se hace más evidente, e incluso coquetean con sonidos del sur y del jazz. Y cuando el tema alcanza su cenit, rápidamente pasan al cuarto y último tema, “Coda”, volviendo a dar al oyente esa sensación de montaña rusa sonora con la que el grupo ha coqueteado durante toda la suite, cerrando el EP de una manera brillante y magistral.

Una impecable carta de presentación que debería de tener una pronta continuación y una larga vida musical.

firmachris

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS