RAZORWYRE (NZE) – Another Dimension, 2012

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

Verdadero Metal, al más puro estilo ochentero. Así es como se prodiga esta banda, los RAZORWYRE, banda proveniente de las tierras de Nueva Zelanda. Y permitidme deciros que no les falta razón, esto es auténtico derechazo metalero sin la menor duda al respecto. RAZORWYRE es un grupo que viene a engrosar la lista de esta nueva hornada de bandas que rinden tributo al sonido más puramente tradicional, pero con la fuerza compositiva y tecnológica, todo sea dicho, adecuada a los tiempos que corren. 

Este Another Dimension da el pistoletazo de salida con The Conjuror, canciones de aquellas a las que quizás si no estas preparado, te llevas un pequeño susto al darle al play. Pero no temas, unas milésimas después estarás rompiendote el cuello ante guitarras afiladas, baterías desbocadas y guerreras y unos agudos de los de ensueño. No te hace falta escuchar más que el primer tema, para saber lo que te espera, una auténtica ráfaga de Heavy Metal con mayúsculas.

Continuamos con Knights Of Fire, otro trallazo sin misericordia, estribillos valientes, coros salvajes y solos veloces y agitados. Ya empiezas a olerte las reminiscencias clásicas de las que hace gala el disco, guiños a bandas como JUDAS PRIEST entre otras. La siguiente canción, cuyo titulo es casi una máxima de vida, Fight or be Fucked (traducciones varias encontrareis), quizás aminore un poco la marcha pero sin perder una gota de esa esencia con la que encontraste en los primeros compases del trabajo. Estamos ante un temazo de los ponerte en el coche, clásico, fuerte y directo. Pelos de punta.

Le sigue la cuarta pieza, Nightblade, y ¿sabéis como empieza? ¿Con un teclado? ¡No! Doble guitarreo, agudo a modo de arenga y que empiece el baile damas y caballeros. Aquí ya comenzamos a ver ciertos guiños a bandas como IRON MAIDEN, aunque siendo todo el trabajo un tributo al amplio y hermoso sonido clásico, no viene a ser tarea fácil el personificar las influencias en un par de bandas solamente. 

Sigue la canción Hell, quizás una de las mas rockeras, aunque siempre en el contexto de los RAZORWYRE. The Infinite, vendría a ser una especie de intro dentro del mismo disco, con tintes épicos, que precede la rápida y majestuosa Desert Inferno. Aquí, podemos intuir que el Power Metal de corte más clásico hace acto de presencia, recordando mucho a bandas alemanas ochenteras tipo RUNNING WILD o HELLOWEEN. Esencia que comparte bastante la siguiente canción, The Fort, aunque se acerque peligrosamente al Heavy Metal tradicional que encontramos en muchas de las canciones. En Speed Warrior, el titulo nos deja intuir lo que encontraremos en la canción: velocidad, Metal y mucha electricidad.

Wind Caller vuelve a asentarse definitivamente en esas bases clásicas para constituir un auténtico disfrute de cerca de cuatro minutos. El deleite musical lo cierra Hangman‘s Noose, temazo muy en la linea de Fight or be Fucked, aunque con un punto más de gloria.

Y así se le pone punto y final a un enorme trabajo, personal y humildemente, muy afin a mis gustos y al que considero altamente recomendable.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS