RATHER BE ALIVE – Resiliència, 2014

Enlaces: Facebook BandCamp

ratherbealive01Continuamos el repaso del 2014 con los barceloneses RATHER BE ALIVE, que se presentaron el pasado verano con este EP de sólo tres temas después de llevar ya algunos años constituidos como grupo. Hasta donde yo sé, antes de Resiliència sólo habían hecho una demo, por lo que debemos tener en cuenta que este lanzamiento refleja el estado de una banda cuyo sonido está aún en desarrollo.

Resiliència me ha producido sensaciones contrapuestas. Ha resultado ser algo muy diferente de lo que me esperaba en un primer momento, y me ha sorprendido tanto para bien como para mal. La parte que tengo que destacar con mayor insistencia en sentido negativo es la aparente indefinición estilística y la disparidad que hay entre las tres composiciones, porque parece como si cada una fuera de un grupo diferente. Las fuentes de inspiración de RATHER BE ALIVE se identifican fácilmente con distintas ramas del metal moderno o alternativo, pero parece como si el énfasis fuera cambiando deliberadamente de unos lenguajes a otros. Tal vez sea un poco exagerado decir que parecen de bandas distintas pero sí es cierto que cada canción es diferente a las otras dos. Esto en ciertos casos puede ser un rasgo de frescura y abundancia de recursos, pero en un EP de tres temas la sensación es de dispersión, como si estuviéramos en un restaurante y nos pusieran un plato con ingredientes muy diferentes que podrían ser deliciosos pero que están un poco crudos.

El primer tema, «Acaba amb mi«, es claro deudor del sonido djent: un medio tiempo machacón en el que la desorientación rítmica prima sobre la amplitud armónica. En su mayor parte no ofrece realmente nada que no hayamos oído antes, aunque se agradece que tenga un sonido bastante orgánico y alejado del estilo sobreproducido tan habitual en el movimiento. Pero además cuenta con la sorpresa más agradable del disco: un largo pasaje acústico con un gran solo del bajista Rai Torres que es lo que más me ha gustado de todo el EP. Un ritmo contenido, sutil y muy limpio que da lugar a muchas sensaciones y en el que el bajo consigue sonidos muy diferentes pero muy bien enlazados. Aquí hay futuro, señores.

Estos rasgos no se encuentran presentes en los otros dos temas, que presentan entre sí una homogeneidad algo mayor que la que pueden tener con el primero. Tienen más que ver con géneros como el groove o el hardcore. «Sense fugir» recuerda especialmente al estilo que perfeccionaron en los noventa grupos como SEPULTURA o PANTERA, mientras que «Camí de vidre» se atreve con riffs típicos del death metal melódico e incluso una especie de breakdown rudimentario. Este tema cierra el disco con algunos de sus momentos más melódicos y brillantes.

Sobre las letras no puedo decir gran cosa porque están en catalán. Esta decisión me parece, como mínimo, arriesgada. Entiendo que opten por la libertad que les brinda el hecho de expresarse en su lengua materna, pero esto limita su comprensión a un porcentaje muy pequeño de la población. Aparte de esto, nunca me ha gustado la idea de usar un nombre en inglés para cantar en otro idioma, pero eso es algo estrictamente personal.

Con todo lo dicho queda claro que RATHER BE ALIVE es una banda aún en proceso de maduración con muchos detalles por pulir. Pienso que a las voces les falta trabajo, especialmente en los registros melódicos, y que también hay que cuidar los arreglos. Y pienso especialmente que aún falta una identidad propia que pueda aunar todos los palos que la banda toca de un modo más natural e íntegro. Sin embargo, las mejores partes del EP demuestran que el grupo tiene imaginación. Lo que este grupo necesita mejorar son aspectos técnicos y teóricos, y eso se puede conseguir con trabajo. Pero la creatividad y la emoción no se aprenden, y eso ya lo tienen.

firmaantonioandrades

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS