RANCOR – Raining Bombs EP, 2013

No me cansaré de repetirlo, pero qué bien le ha venido a España tener una escena metálica que pudiéramos llamar propia, porque aunque ninguna de las bandas que han salido de la península vayan a cambiar por completo la manera de hacer Thrash (admitámoslo, es un género muy inmovilista), de hecho, muchas de ellas siguen bastante apegadas a la vieja escuela. Pero tan sólo que salgan tantas con un nivel bastante aceptable, denota una muy buena salud del Heavy Metal en el país, más allá de las clásicas, consabidas y más que manidas agrupaciones de corte clásico que ya conocemos todos. 

Los madrileños RANCOR, son de los que más apegados al corte clásico del Thrash, no han optado por un enfoque más “experimental” o “alternativo” como podrían ser VIVID REMORSE o técnicos como AGGRESSION en estos últimos años. No deben tomarse a mal estas palabras, todo lo contrario, hay sitio para todas estas variantes de este subgénero, y más importante, público para ellas. 

Volviendo a los de la capital, su “Release the Rancor” dejó buenas sensaciones en la comunidad thrasher, que suele tomar bien los sonidos de la vieja escuela… siempre y cuando esté bien ejecutado y no sea una cagada simplemente tocada rápido, seamos claros. Pues tres años después vuelven con “Dark Future” que promete seguir con esta senda Old School, si acaso un poco más apretada de tuerca para ofrecer un poco más de potencia. ¿Y cómo lo sé? Porque este corto EP bajo el nombre de “Raining Bombs” nos sirve de aperitivo para lo que vendrá. Aunque realmente de estos cuatro temas que encontramos, los más fiables para saber qué nos deparará el plato fuerte son los dos primeros, aunque solo “Dark Future” aparecerá en dicha obra, quedando “Raining Bombs” como tema exclusivo de este lanzamiento. 

Tanto Raining Bombs como Dark Future suenan que dan miedo, en especial la primera, con una corta intro que simula un bombardeo (qué apropiado) para dejar paso a un riff que nos arranca las entrañas, sumado a una base rítmica apabullante hacen que ya estemos rendidos a sus pies. Por lo demás, en sendos cortes tenemos un poco de SLAYER, otro trozo de OVERKILL (en especial por la voz de Dani López, con un tono tan peculiar, que me ha recordado a los de Nueva York), e incluso algo de MEGADETH en ciertos momentos. Bastante americano, para que nos entendamos.

Por el otro lado, los temas restantes no son nuevos, que no quiere decir que conocidos. Tanto Death Collector como Sweet Revenge son regrabaciones de una demo (del mismo nombre que el primer tema citado justo arriba) de hace once años. Lo curioso es oír que, a pesar de ser actualizaciones de dichos temas, el cambio estilístico con respecto a la banda actual, es notable. Sobre todo Death Collector, basado en el personaje de Predator, y que tiene un aire mucho más de Heavy clásico (aunque la base Thrash sigue ahí) y con un estribillo bastante reconocible y muy pegadizo (de hecho tengo la melodía en la cabeza mientras escribo esto). Mientras que Sweet Revenge se aproxima más a lo que son RANCOR en la actualidad, no obstante no llega a tener un estilo tan agresivo como cultivarían en su debut o en el adelanto de su nueva obra de estudio. Dos temas, en definitiva, que sirven como curiosidad y para darle un toque distinto a lo que nos tienen acostumbrados.

El cometido del EP, que es dejarnos con ganas de más, es conseguido perfectamente. Dos canciones sirven para que nos hagamos una idea muy próxima a lo que encontraremos en el disco completo. Nada nuevo y transgresor, pero es que eso es lo que queremos.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS