RANCOR – Evilization, 2017

Enlaces: Facebook Otro enlace

Estamos en 2017 y da la sensación que aquel boom del thrash que surgió a principios de la década se ha desvanecido. Un boom que, como suele pasar, se interpreta con que todo el mundo en España hacía thrash y no había otra cosa, y ahora que todo este subgénero no está tan activo no significa que no haya thrash. Hay menos exposición de los grupos “grandes” y algunos como EXODIA ya no existen, mientras que los grupos pequeños no reciben la misma atención que habrían tenido hace un lustro por parte de los medios especializados. Podríamos iniciar un debate eterno de qué hace que se agrande y estalle una moda, pero eso lo dejamos para otro día. Hoy es ocasión de hablar de uno de esos conjuntos que de manera silenciosa se han ido estableciendo como referentes nacionales, con sus elementos diferenciadores en el microclima thrasher español.

Cuatro años desde Dark future parecen y son muchos, tanto en la vida real como en la escena, que todos los meses recibe tal cantidad de novedades que la amnesia a aquello que cumpla más de un año queda enterrado por la carne recién salida del matadero. El reencuentro con RANCOR es paradójico. Volvemos a unos sonidos que siempre estuvieron ahí. RANCOR son un grupo estable, sabes grosso modo qué esperar de ellos, como aquel amigo al que no ves desde hace años. Pero aquel amigo ha evolucionado, y tiene nuevas facetas que no conocías. Esas facetas son Evilization.

Por muy tópico que suene, Evilization es el álbum más personal de RANCOR, no “el disco que siempre han querido” porque eso es la quimera de todo músico, eso es el disco eternamente por hacer. Es el más personal por una razón muy sencilla: ha sido producido por Vasco, guitarrista y fundador del grupo. Nadie mejor que él para saber el sonido que quiere el grupo. ¿El resultado? Un sonido mucho más natural, pero también un álbum que no entra de manera tan sencilla, que en las primeras escuchas puede parecer más simplón, pero si el propio grupo ha querido que su nuevo opus suene así, por algo será.

En esta casa somos grandes fans del Dark future, pero una vez que llegamos a este Evilization dicha obra nos parece incluso sobreproducida con la perspectiva del tiempo (que reconocemos que no siempre es justa). Y es que Dark future tenía un sonido grandilocuente, pero Evilization opta por un camino más directo acorde con el material compuesto. De “Idolize your demons” a “Spain is pain” hay 45 minutos que se sienten como cinco. Es una obra muchísimo más directa al grano y agresiva que sus predecesoras, no hay tanto uso de la melodía o los armónicos ni una sola canción que haga el atisbo de bajar el ritmo. Tal es así que es muy evidente perderse todos los detalles, es un tren que va demasiado raudo. Y sin embargo, a pesar de los cambios que citamos, la esencia del grupo sigue ahí. “Spain is pain” o “Not a slave” son tan pegadizas como lo fuese en su día “Sea of lies“. La voz de Dani sigue tan impecable como siempre, no en vano es uno de los mejores cantantes del estilo en este país, y poco se le reivindica. Continúa el regusto a MEGADETH. El bajo de Serra sigue igual de juguetón tanto en “Not a slave como en la pasada “Deaf people“. RANCOR siguen estando ahí, con su modelo 3.0.

Aunque el giro total al thrash sin concesiones no gustará a todo el mundo, como es lógico, de la misma manera se debe reconocer que ha sido un giro de volante muy consciente y sobre todo muy bien hecho. A pesar de lo rápido que pasa el álbum, hay que invertir mucho más tiempo en él, los madrileños no nos lo han puesto tan asequible en esta ocasión. Del lector depende quedarse en la superficie o zambullirse. Yo opto por lo segundo.

Comparte:

COMENTARIOS