QUELONIO – Rebelión, 2012

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Twitter

QUELONIO presentan su “Rebelión”. Una banda tremendamente veterana y con mucha experiencia a sus espaldas. Su origen data ya de un lejano año 1996, aunque no sería hasta 2002 que apareciera su primer largo, “Buscando una luz”, teniendo un sonido muy distinto del actual. Prueba de ello son los numerosos cambios de miembros con muy diferentes vocalistas (incluso estuvo un tiempo Pablo Solano, el cantante de DRAGONFLY). No sería hasta su segundo disco, “Vicio y virtud”, ya con la característica voz de Teresa al frente, que se consigue ese sonido tan peculiar de la banda: la mezcla entre el heavy metal clásico con vertientes más modernas y el rock&roll de siempre, esa tónica sigue una banda veterana pero aún joven.

El artwork en este caso ha corrido a cargo otra vez de Nanderas, con una interesante portada reflejando a un ángel vengador, pistola en mano. Reflexiona sobre los males de este mundo y está preparado para depurar la sociedad corrupta actual. La producción ha sido llevada a cabo de nuevo en los recurrentes Estudios Fireworks con Asensi y Quique Monpó a los mandos. Tanto el diseño como el sonido creo que reflejan fielmente la visión artística de la banda.

Este trabajo posee una fuerza y energía nunca antes vistas en QUELONIO. Dentro de su propio estilo es un trabajo muy acorde a los tiempos que vivimos de pobreza, recortes y ser continuamente pisoteados por quienes tienen el poder, es un disco que grita “Rebelión”.

En esa tónica la intro es una voz de niña que sirve para hablar de los problemas actuales y tira a dar a ciertas clases políticas. Es un extracto de una conferencia realizada en la OTAN en 1992.

Frente al Espejo” y “Camino de dos” son buenas muestras de múltiples riffs, protagonistas y de alta calidad técnica, mezclando en el primer corte muy bien los punteos más duros con otros más de pura técnica. La voz es acorde a las guitarras, dura y cañera. Mientras en el otro corte la batería predomina más, imprimiendo su fuerza sobre una base de mayor corte melódico, estando Teresa con la voz controlando más que en el anterior. Al acabar nos deja un grito poniendo gran fin al tema.

El siguiente tema, “Despreciable” se acerca mucho más al rock que el resto de canciones del disco, especialmente por el trabajo de las guitarras, con un sonido mucho menos limpio, unido a una muy buena batería. La voz es más dura que en su anterior largo pero con ciertos toques del Hard Rock, dando nuevos matices sin fallar una nota. Un tema más lento y no tan potente como otros porque se aleja más del Heavy que suelen hacer casi siempre, un interesante soplo de aire fresco.

Vivo en el Infierno” es uno de los temas que más similitudes tiene con su anterior disco, donde más se ve ese sonido tan propio de la banda, guitarras rápidas pero detrás de la voz poderosa. Sin embargo, tras ver esto, en “Tormenta”, escuchamos lo que podría decirse el paso intermedio entre el sonido de “Vicio y Virtud” y el de su actual trabajo. Con una importancia de guitarras y bajo mayor que en anteriores ocasiones, si bien la voz está presente en todo el tema sólo en ciertas fases es más protagonista que el resto de líneas, cumpliendo con su labor. Una canción que pierde en el estudio pues en el escenario tiene mayor fuerza.

Este “Rebelión” es un disco largo y por eso mismo muy completo. Nos muestran diversas virtudes de la banda, ejemplos de ello son “No es tan mal lugar” y la tranquila balada “Tan solo tú”. En el primero muestran un lado en el que se rinden totalmente a la melodía (siendo además un perfecto aperitivo al tema revisado que le sigue en el disco “Castillo de Satanás”). Un tema más complejo de lo que puede parecer en una primera escucha, con múltiples matices y que va de menos a más muy claramente; la voz muestra cierta maestría durante todo el corte, sobre todo los momentos más agresivos. En la balada encontramos una de las composiciones más lentas y tranquilas hasta la fecha de QUELONIO, con una magnífica muestra en sus casi tres minutos de una voz que va a más cada día que pasa. También escuchamos una guitarra que hace estremecer con los acordes que deja la púa. Como si fuera otra voz, sin palabras, sólo notas.

En este disco tenemos el placer de escuchar dos versiones de su primer disco, “Castillo de Satanás” y “Mundo triste y Gris”, dos temas que difieren entre sí pero ambos son éxito seguro en el directo por su fuerza y energía. El primer tema es simple y efectivo, una melodía y letra muy pegadiza que se contagia, en la segunda parte de la canción la composición se hace más compleja con momentos instrumentales mucho más técnicos que antes. En “Mundo triste y Gris” tenemos otro tema directo pero menos duro que el otro, aquí colabora la voz de OPERA MAGNA, dando como resultado de las dos voces una mayor profundidad a la canción. Logran darle un carácter distintivo y de mayor calidad que en la original.

Los temas donde han logrado dar el salto en su propio sonido son “La Bestia” y “Rebelión”. En el primero nos ofrecen una fuerza nunca antes vista en la banda, un tema que ofrece tralla y caña por todos lados, con unos riffs casi impropios del Heavy por su dureza. La voz nunca se ve superada por la situación, siendo aún mejor sobre las tablas. En la canción que da nombre al disco tenemos una complejidad mucho mayor, un tema mucho más melódico tanto la parte instrumental como la propia voz, unos coros con un claro grito de “rebelión” que es inevitable no seguir y muchos brazos y voces se levantarán en los directos de la próxima gira de QUELONIO. Una canción que aúna lo que es el disco, un Heavy directo y sin concesiones cargado de energía y melodía, con una letra realista y reivindicativa. Un tema muy logrado.

Para el final dejo la tercera parte de “Buscando una luz”, teniendo como origen esta tríada en el primer y lejano LP del grupo, ha habido una parte en cada disco y no podía ser menos aquí. Si bien no es el mejor tema para ninguno de los integrantes de la banda, todos están notables en la canción, con fases que sobresalen de la guitarra y la batería en su eco secundario necesario y permanente, la voz dura y fuerte nunca cesa. Una canción que mejora a sus predecesoras imprimiendo mucha fuerza, más trabajada y de complejidad más madura.

Hoy QUELONIO dan otro paso más en su camino musical, en su lógica y natural evolución nos siguen ofreciendo su Heavy Metal con toques clásicos y modernos, con esos lejanos tintes de Rock y Power de los 90 en un CD muy completo. Podemos escuchar todas las facetas de una banda muy completa  que están a gusto en todos sus temas, no encerrándose a diferentes vertientes de un mismo género. Un disco que servirá para que sigan abriéndose hueco con la calidad musical que poseen estos valencianos. No puedes dejar de escuchar este disco para unirte a su “Rebelión”.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS