PSYGNOSIS (FRA) – Human Be[ing], 2014

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube Twitter BandCamp Otro enlace

psygnosis01Descubrí a PSYGNOSIS de una manera casual, un link de Youtube que llevó a otro, como se suelen descubrir muchas bandas noveles hoy día. Y la sorpresa fue doble, primero por el enorme talento que desprendían, capaces de mostrar una visión diferente del Metal extremo, y segundo porque tenían un gran nivel con tan solo un disco y un EP. Ni recuerdo qué canción oí primero, pero fue escuchar su debut Anti-Sublime, y maravillarme por completo. Estos chicos habían ido en su primer álbum a por todas, a hacer lo que les diese la gana, sin temores. Y la apuesta les salió redonda.

Cierto es, que su primer EP, cuando no era más que un proyecto unipersonal, era algo más gris, un puzle de ideas desordenado que no sabía por dónde tirar. El salto cualitativo como banda completa, fue impresionante. Ahora, tras un cambio de cantante, un EP con algunos temas nuevos y añadidos varios, dos años después de Anti-Sublime llega Human Be[ing], que sigue la estela de su predecesor, y sin caer en la repetición, supone una evolución y mejora de lo ya visto.

El esqueleto no cambia, y PSYGNOSIS siguen con su Death Metal tan particular, una mezcla entre Metal Progresivo, elementos industriales e influencia ambiental. Y siguen siendo un auténtico mamut difícil de digerir. Los temas no bajan de los nueve minutos, salvo “Silent” y su outro, que se quedan con solo 6 y 1 minuto, respectivamente. ¿Y qué coño hacen para que duren tanto? Muy sencillo, les encanta complicarse la vida a más no poder, cada canción tiene una estructura, que irá evolucionando a medida que pasen los minutos, y no es extraño que este mute por completo en el minuto 3, para convertirse en algo radicalmente distinto. Y una vez que su ambiente te ha atrapado, lo único que esperarás con impaciencia es oír que se les ocurre en el próximo instante.

Nada está puesto al azar, cada detalle está cuidado, desde los momentos de furia absoluta, pasando por la ambientación, la orquestación, y el uso de los samplers, que por estar en segundo plano, no quita que sean menos importantes, sin ellos el tema no tendría él mismo aura. Hay una especie de horror vacui en el que no hay un solo momento de silencio, la canción siempre está desarrollándose.

Pongamos de ejemplo “Lost in Oblivion”. Unas solitarias notas de piano nos reciben, suenan frías, con cierto eco, como si estuviese sonando en una cueva. Después, el piano no será tan solitario con una guitarra que toca en las notas más agudas. Un poco más tarde, un sample de una voz en francés, que sin que nosotros lo sepamos, nos ha conducido al estallido de rabia del corte, una base rítmica machacona, acompañada de la voz gutural de Raphaël, nos introduce en territorios más ortodoxos, pero con ellos no podemos confiarnos lo más mínimo, en cuanto  nos distraigamos aparecerán las partes limpias otra vez, que acabarán desembocando en una sección donde la electrónica más propia de MASSIVE ATTACK se hará con el protagonismo… Y si, como si fuese una montaña rusa, la intensidad irá subiendo y bajando en toda la canción. Y muy pocas veces lo digo, pero son temas complejos, con tal cantidad de elementos que me es imposible describir uno solo con exactitud.

Sin ir más lejos, “Drowning” casi al final del disco, que es más cazurras del álbum, tendrá también sus partes “mutantes”.  5 minutos y medio a piñón, tan solo pausados por interludios ambientales muy breves, que nos avisan de lo que viene: una parte electrónica muy suave, que borrará todo rastro de agresividad, convirtiéndose, paradójicamente, en uno de los momentos más bellos de todo el opus. Y hasta aquí puedo leer, porque es acojonante la de arreglos que meten en este disco, como de medido y calculado está cada minuto, no es normal para un grupo con tan solo dos discos. Como antes dije, son tantos detalles, tantos elementos introducidos, que es imposible relatar siquiera la mitad. Tiene que ser cada oyente el que vaya descubriendo todo.

Ahora, que este Human Be[ing] requiere mucha paciencia para sacarle todo el jugo, también es verdad. La recompensa es muy valiosa. La gracia es como introducen mil elementos ya conocidos, pero los fusionan de tal manera que son completamente identificatorios. Eso que siempre se habla de “conseguir tu propio sonido”, pues ellos ya lo tienen.

No me aventuraré a decir si los franceses marcarán un hito, serán revolucionarios, o lo que sea. Pero si puedo deciros que tienen talento a raudales, y que deben ser escuchados, al menos ya por curiosidad, que en un mundo musicalmente saturado, creo que pueden ser un soplo de aire fresco. Aunque, lo más raro de todo, es que ninguna discográfica los ha fichado aún. Peor para ellos.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS