PROMETHEUS – 1001, 2012

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube

PROMETHEUS nos presenta su ya tercer trabajo, “1001”. Esta banda, originaria de Sagunto, tiene su germen y eje principal en los hermanos Rafa y José Manuel Vida, quienes dieron inicio a este proyecto en el 2004. Tardarían dos años en sacar su primer disco, “Tierra de todos”, y otros dos más en sacar a la luz su segundo trabajo, Barro y lágrimas”. A través de estos dos discos vemos cómo han evolucionado de un Heavy Metal más clásico al actual Heavy repleto de la potencia y energía de siempre con unas letras de mayor profundidad y una técnica más pulida. Hoy tenemos su tercer disco, “1001”, un trabajo de Heavy Metal al más puro estilo pero sin etiquetarse ni encerrarse en líneas clásicas.

La portada es de Yolanda Quesada, un trabajo muy logrado, pues atrapa a la perfección el concepto y eje de la trama del disco, dando esa sensación de alguien encerrado y eternamente condenado. El sonido tiene una calidad extraordinaria, como en la mayoría de trabajos que produce Fernando Asensi  en los Fireworks Studios, en quienes han vuelto a confiar como en sus dos primeros discos.

Este trabajo de PROMETHEUS es un disco del más puro Heavy metal, duro y directo pero no exento de mucha calidad técnica. “Dolor y pasión” y “Frío frente al altar” nos ofrecen ese estilo cañero pero en diferentes vertientes, una con más luz y la otra más sombría. En el primero destaca de forma excelente la labor de la batería, dando más empuje y fuerza al tema, de heavy metal más clásico con riffs virtuosos en las fases que no hay línea vocal. En “Frío frente al altar” los valencianos nos dejan un Heavy más innovador y oscuro, sobre todo la ambientación más que la música en sí. La instrumentación es de mayor simplicidad, destacando la voz de José Broseta, quien nos muestra un registro bastante divergente de lo mostrado en otros temas.

PROMETHEUS, en su gira actual y la anterior presentando “Barro y lágrimas”, claramente se muestra como una banda de heavy directo y poderoso. Su experiencia sobre las tablas hace que el público quede contento. Temas como “Joven Caos”, “El Fantasma de los Sueños” o “La Vida es corta” tienen como esqueleto central esa letra pegadiza y ritmos simples que logran conectar con cualquiera en sus conciertos, con una voz que se maneja en los estribillos directos a la perfección. Mención especial hay que dar a “El Fantasma de los sueños”, un tema homenaje al gran DIO con ritmos de puro BLACK SABBATH. Realmente interesante y un metal de aquella época es lo que tenemos aquí.

En esa línea tenemos también el bonus track, “Cerveza o Muerte”, tema que es de puro directo con acordes posiblemente más simples y directos que en todo el compacto pero que cumple totalmente su cometido. Una letra directa y unos riffs enérgicos acompañando a una dura y poderosa voz que nos mete en la canción. Un tema totalmente coreable y que entran ganas de escucharlo en sus próximos directos (aquí tenéis el videoclip).

Siguiendo la lectura del disco aparecen “Encadenado” y “Voluntad de hierro”, mostrando un Heavy Metal de corte más clásico y sin tanta ornamentación, canciones cañeras y bien ejecutadas en sus diferentes líneas. En el primero escuchamos unas guitarras y  bajo bastante más complejos que en el otro, las cuales se vuelven mucho más duras y rasgadas perdiendo ese virtuosismo.

Entre todas las composiciones de este disco encontramos tres que versan sobre la misma historia, sobre Prometeo, el dador de fuego, y que por ofrecer su ayuda a los simples humanos mortales fue terriblemente castigado: a ser devorado diariamente por el padre de los dioses, Zeus.

Los dos primeros son “Mil años y un día” y “La Canción del verdugo”, el primero con una portentosa voz de Zeus, gracias a Vicente Feijoo de ZARPA. Narra los momentos de los personajes tras la traición supuesta, un contundente medio tiempo con riffs protagonistas y un eco constante de una batería marcando todo el tema. En el siguiente nos dejan sentir el dolor de Prometeo sintiendo su eterno castigo y pena diaria, otro medio tiempo pero bastante más elaborado, con un interludio que divide en dos el tema. Tenemos primero esa épica y fuerza que es característica básica de la banda, y en la segunda parte nos sumergimos en esa melancolía y oscuridad pero con mucho Heavy Metal en ambas.

El último tema antes del extra es “La Maldición de los ardientes (1001)”, el tema más largo y elaborado hasta el momento por la banda. Diez minutos que contienen casi todos los estilos que maneja PROMETHEUS. Tema que aúna potente Heavy Metal épico con otros estilos más sinfónicos y de gran calidad técnica. Canción claramente dividida en dos, buen inicio de la batería y demás instrumentos creando un heavy pesado y duro hasta llegar a esa división hecha por coros, totalmente épicos y sacados de película, esta última parte se basa en las armonías siguiendo el ritmo y ejecución del coro. Inicio y fin sinfónico terminando de forma bella y clásica con el violín.

PROMETHEUS sin duda ha dado muchos pasos hacia delante con este “1001”. Lejos quedan ya sus anteriores producciones, pues han mejorado claramente todas las líneas hasta un nivel que no tienen que envidiar a ninguna banda nacional. Si te gusta el buen Heavy Metal y los ritmos contundentes pero elaborados, no debes dejar la oportunidad de escuchar a PROMETHEUS, sin duda no te defraudarán.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS