POLARIS (AUS) – The mortal coil, 2017

Enlaces: Facebook

Una de las consecuencias del descenso de las ventas de la música en formato físico es que ya no hay anécdotas molonas sobre cómo se descubrió a una determinada banda. Y es que es evidente que no quedas igual de bien diciendo que descubriste a tu grupo favorito tras ver la portada de un disco en la estantería de una tienda que si dices que les has descubierto en una lista de Spotify o porque te salió uno de sus videoclips en las recomendaciones de YouTube. La música ha perdido romanticismo.

Descubrí a POLARIS en la sala de ordenadores de la universidad. Estaba escuchando música en YouTube y el auto-play me redirigió al videoclip de “The remedy“. Lo que me llamó la atención de los australianos es que hacían metalcore y no se llamaban “Verbo the sustantivo”, tenían un videoclip muy cuidado y que se les veía limpitos: ninguno de sus integrantes llevaba dilataciones del tamaño de un plato sopero ni tatuajes llamativos. En las juventudes de Ciudadanos hay un grupo de metalcore.

Y es que POLARIS no necesitan nada más que la música para destacar. Su metalcore cuidado, melódico y con influencias del post-hardcore o del hard rock no es nada rompedor en esta escena saturada de clones sin talento, pero a su vez, su sonido es lo suficientemente refrescante e innovador como para que se les tenga en cuenta.

El riff hardrockero de “The remedy” puede recordarnos a ASKING ALEXANDRIA, pero con una intensidad y una calidad que la firmarían Danny Worsnop y compañía. “Lucid“, “Relapse“, “Frailty” y “Consume” me recuerdan por momentos a los discos más melódicos de ARCHITECTS, y poseen, sin duda, algunos de los estribillos más memorables del disco.

El interludio “In somnus veritas” y la baladesca “Dusk to day” nos sirven para tomar un respiro antes de acometer otra tanda de temas con regusto ARCHITECTS y unos arreglos muy cuidados, “Casualty“, “The slow decay” y “Crooked path“. Se despiden con “Sonder“, un up-tempo con un estribillo emotivo y melódico.

Con su primera referencia discográfica POLARIS han marcado las pautas por las que transcurrirá su carrera. Con un sonido repleto de referencias a otros grupos pero con los añadidos necesarios para no sonar repetitivo, deberían explorar esta vía en sus futuros lanzamientos para hacerse un nombre en esta escena. Talento no les falta.

Comparte:

COMENTARIOS