PLEBEIAN GRANDSTAND (FRA) – Rien ne suffit, 2021

Enlaces:

– English version here –

En ocasiones, puede parecer que dentro de la música más violenta y agresiva solo cabe el ruido; dentro de semejante avalancha de sonidos no puede haber arte, ¿no? Por suerte, tenemos a bandas como PLEBEIAN GRANDSTAND que nos recuerdan que no hay nada más lejos de la realidad. Este cuarteto francés de avant-garde black metal vuelve en 2021 con un torrente musical bajo el nombre de Rien ne suffit y con él nos demuestran que es posible crear obras de arte dentro del caos más absoluto.

En una primera vuelta del álbum, este nos puede parecer un desastre inconexo y disonante en el que simplemente se introducen elementos por el mero hecho de causarle una mayor confusión al oyente. No obstante, no es para nada el caso, la propia banda es consciente de ello y nos pide que escuchemos con atención. Si así lo hacemos, descubriremos un diamante musical de gran calidad; Rien ne suffit no es un álbum que se desviva por los oyentes ocasionales, sino que nos demanda dedicación para poder mostrarnos todas sus cualidades y desplegar un black metal avant-garde mezclado con powerviolence y mathcore que hará las delicias de aquellos lo suficientemente pacientes.

De esta manera, el polvorín incongruente que se nos presentaba en un primer momento pasa a ser un viaje continuado en el que cada canción juega un papel determinado y que la propia banda ya anunciaba en su presentación del trabajo. Por otro lado, las disonancias siguen presentes, pero ahora cobran sentido y evocan nombres como IMPERIAL TRIUMPHANT ALTARAGE.

En cualquier caso, este trabajo es también una demostración de la evolución en la trayectoria de PLEBEIAN GRANDSTAND, cada vez más próxima al avant-garde. Su anterior disco, False highs, true lows, era una primera toma de contacto con la línea que Rien ne suffit continua. En esencia, vemos un aumento del uso de elementos industriales, lo que nos permite establecer similitudes con Eschaton Domine non es dignus de ANAAL NATHRAKH. Este aspecto permite a la banda abrirse a nuevos experimentos, como el que podemos ver en la canción «Tropisme», donde los elementos industriales juegan un papel prominente, pero convergen de manera tremendamente interesante con la batería o las guitarras.

Aprovechando esta mención al papel de los instrumentos, no podemos más que reivindicar su rol en la construcción de las emociones que este trabajo nos evoca. Permanentemente nos encontramos en una situación de amenaza y es una sensación que todos los elementos sonoros ayudan a elaborar; el bajo suena fuerte y crea la base sobre la que unas guitarras amenazantes y disonantes nos hacen estar en continua tensión mientras que la batería salta sobre nosotros para añadir agresividad a la fórmula. De todos modos, no sería apropiado obviar la aportación del sintetizador al álbum, un uso mayúsculo de este instrumento que, sin saturar, sabe cumplir su parte en el sonido del trabajo, mención especial a su papel en el cierre de «Jouis, camarade« No obstante, con esto no quiero decir que cada instrumento tenga una actividad fija a lo largo de Rien ne suffit, nada más lejos de la realidad; por ejemplo, tomemos la batería, en piezas como la antes mencionada «Jouis, camarade» «Rien n’y fait», entre otras, su ritmo pasa a ser más lento, más atmosférico y, en definitiva, más inquietante.

Como decimos, destacan también los momentos menos agresivos del álbum. Estos instantes no son tanto espacios que nos permitan respirar, sino una pequeña liberación de la asfixia a la que nos somete Rien ne suffit. En ningún momento amaina la tormenta entre la que nos movemos, sino que esta alternancia de intensidades se corresponde con los momentos en los que el diluvio arrecia o se limita a permanecer amenazante. Si buscamos muestras claras de esto, podemos irnos a numerosos pasajes del trabajo, destacando la manera en la que «Aube» tiene de cerrar el disco, con un ritmo lento pero implacable.

En definitiva, Rien ne suffit no es solo el siguiente álbum en una gran discografía como es la de PLEBEIAN GRANDSTAND, sino que es una maravillosa muestra de como el caos puede darnos resultados artísticos de enorme calidad; desde el aumento de los elementos industriales y los momentos más pausados hasta el refuerzo de la innovación y la cohesión temática, este trabajo hace gala de una habilidad que convierte a al cuarteto francés en una referencia del avant-garde black metal.

Comparte: