PLANK – Plank, 2014

Enlaces: Facebook Youtube Twitter Reverbnation

plank00

Una prueba más de que el hard rock goza de buena salud en nuestro país son los burgaleses PLANK, que han editado recientemente su álbum debut bajo el mismo nombre. A pesar de ser su primer trabajo, la banda tiene una trayectoria que comenzó hace ya más de tres años, cuando se formaron con la unión de Pablo Tamayo a la voz, Víctor Ojuel  a la batería, Juan Eutiquio Vivanco al bajo y Álvaro Ahíta y Álvaro Gómez a las guitarras. Desde entonces el único cambio en sus filas ha sido la salida de Víctor a mediados de 2014, siendo sustituido por Roberto Moral. Vienen avalados por numerosas fechas en directo y haber ganado varios concursos en su zona.  

Este trabajo que nos presentan fue grabado a finales de 2013 en los Estudios La Puerta Negra de Burgos con Jorge Matute y la masterización se hizo en los Estudios Mastertips de Madrid de la mano de Juan Hidalgo. Habiendo obtenido un resultado magnífico y ofreciendo una obra sin fisuras en cuanto a sonido con una producción muy cuidada, donde suena todo y que además añade la atmósfera propia del estilo. 

En Plank encontramos doce cortes de auténtico hard rock con, sobre todo, unas guitarras y una voz rasgada que me han enganchado desde el principio. Solo la apertura del disco es ya una sorpresa con un riff de guitarra al más puro estilo Steve Vai, que no hace sino ponernos en alerta y prestar atención a lo que pueda venir detrás. Este primer tema llamado «Rock Voodoo» arrasa pisando fuerte, presentando todos los elementos que definirán a PLANK: potentes guitarras, voz cuidada, base rítmica sólida y potentes coros. 

«Las cortinas de la luna» es otro tema donde las guitarras se afilan al máximo, ofreciendo todo un espectáculo y cargando con el peso del corte, consolidando el sonido PLANK, una canción con diversos cambios donde partes más rápidas dan paso a medios tiempos, dotando al tema de gran dinamismo. Le sigue «Cultura de bar«, con un rollito country/cowboy muy marcado. Tras él «Piernas de escándalo«, donde la voz apunta los agudos más altos del disco, con un solo de vértigo muy pegadizo y con un fondo muy ochentero haciéndolo, quizás, el tema de corte más clásico. Continuamos con «Morir o mata«, que nos traslada con su medio tiempo a una atmósfera más tranquila dando una pequeña tregua al ritmo que llevaba el disco hasta este punto. Para retomar de nuevo la dinámica llega «Negro» que, si bien comienza muy tranquila, va subiendo de intensidad progresivamente. 

En «Desde el blues» se esconde el corte más puramente rockero del disco, donde la base rítmica destaca en comparación con el resto de canciones del disco, con partes más densas de lo que hemos escuchado hasta ahora. «La semilla del olvido» y «Una foto en la escalera» se dejan llevar por derroteros más progresivos con una nueva gran labor de las seis cuerdas. 

Ya en la recta final «Amor verdadero y otras historias de miedo» vuelve a esa propuesta de hard rock fresco y cargado de aires nuevos que nos traen PLANK, y lo mismo sucede con «Strident (lo que se nos da)«. Llegados a este punto del trabajo, y para cerrar el disco, nos encontramos con la balada «Dedicado a un amor«, y es que no podía faltar en un disco de este estilo y ya se venía echando de menos, curioso dejarla para el final del álbum, la hubiera incluido algo antes, pero es más una manía personal. 

En definitiva, sonido hard rock fresco, nada hortera, con una gran labor de las guitarras que insisto llevan el peso de las composiciones y harán las delicias de todo aquel que quiera acercarse al trabajo de estos burgaleses. 

firmapatri

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS