PLAGUESTORM (ARG) – Mother of plagues, 2019

Enlaces:

Nos encontramos hoy ante un disco de estos que te hacen preguntarte  por qué un proyecto con tanta calidad no da el salto a los escenarios apoyado por más músicos. Quizá no es la idea que tiene Sebastián Pastor para este proyecto y simplemente quiere disfrutar y mostrar su música desde el estudio, pero sin duda creo que PLAGUESTORM sería una formación digna de directos.

Sea como fuere y hasta entonces, este argentino ha sabido rodearse de músicos excepcionales que han colaborado en hacer que este redondo quede lo más ídem posible. Y es que en muchas ocasiones algunos proyectos optan por labrarse un inicio de trayectoria como proyectos de estudio, y cuando asientan una buena base de seguidores es cuando saltan a las tablas; esperemos que así ocurra con PLAGUESTORM

Con los antecedentes que preceden en la escena argentina, como MASTIFAL (quizá uno de los máximos exponentes del death melódico gaucho) puede que debiéramos pensar que esta escena podría estar plagada de bandas, y aunque puede que sea así, no todas han llegado a cruzar el charco o no con la suficiente fuerza. En el caso de PLAGUESTORM, es más que probable que enganchen a más gente en este lado del globo, ya que la influencia del sonido sueco dentro de géneros extremos melódicos es más que evidente. Aunque en este Mother of plagues el principal elemento es el death melódico de corte clásico, se pueden percibir también otras referencias, como la que representa al black metal en ciertos fragmentos en los que la guitarra rasga con melodías o riffs en tremolo picking, acompañadas en ciertos casos con blast beats bien integrados.

También podemos notar el gusto que pudiera tener Sebastián Pastor por géneros como el thrash o el metalcore, pues también emplea recursos y modos más afines a estos. Me ha gustado mucho que, a pesar de ser un disco con batería programada, se haya tomado la molestia de hacerla con mimo para que no dé esa sensación de que tras los platos hay un robot de hojalata que toca perfecto pero que le resta humanidad a la ejecución. Un detalle por parte de Sebastián, ya que no me hace mucha ilusión que se produzca esto de las baterías robotizadas.

Tal y como decía al inicio de este humilde análisis, ha tenido mucho gusto también a la hora de contar con músicos de nivel para que colaboren con voces, guitarras y demás. Y no han sido pocas colaboraciones. Por un lado, Ken Romlin, vocalista del combo sueco NIGHT CROWNED (quienes sacan disco este año y que promete mucho) es el encargado de poner voz a “All is meant to decay”. Muy buen chorro el de Romlin, quien aporta rabia y guturales con buena técnica. Por otro lado, y en combinación con la colaboración de Ken en “All is meant to decay”, tenemos al talentoso Fabio Bartoletti de DECEPTIONIST y HIDEOUS DIVINITY, quien aporta su habilidad y su criterio con un solazo de guitarra.

También con unos pocos solos colabora Diego Martínez, guitarrista de la banda argentina de groove PROTUS. Diego muestra compromiso con su compañero y compatriota Sebastián y ha aportado solos en “The bringers of death”, “Darkness consumes us all”, “When the flood arrives” y “Mother of plagues”. Además, Pablo Román de SOBRE TUS CENIZAS también aporta su granito de arena en forma de solo en “Fire within”, uno de los trallazos del disco. Por otra parte tenemos también a Mikael Sehlin de DEGRADEAD y PARALYDIUM expeliendo voces en “All is meant to decay”, “Lost in oblivion”, “When the flood arrives» y “Mother of plagues” y a Rodrigo Plasencia de UNDERMIND también cantando en “Darkness consumes us all” y “Man becomes God”. 

Y como cuando te dejas las patatas fritas de guarnición para el final, porque son lo mejor del plato, comento las últimas colaboraciones antes de cerrar este texto. Puede que no sean las mejores por calidad, pero sí son las de más renombre, sin lugar a dudas. Mentaba al comienzo a los argentinos MASTIFAL como uno de los máximos exponentes del país y precisamente Sebastián Núñez Szymanski, actualmente en EROICA, participó en algún disco de MASTIFAL, haciéndolo de este mismo modo en PLAGUESTORM en “Fire within”, con unas líneas de piano que se adaptan perfectamente al corte.

En ese mismo tema, y como broche de oro a un disco bastante atractivo, tenemos la participación de una de las voces más prodigiosas de la escena sueca. Esta voz ha sido parte de la historia de bandas como DISARMONIA MUNDI, TERROR 2000 o THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA, pero la mayoría lo conocemos más por su papel en SOILWORK. En efecto, Bjorn Strid también está metido en este ajo, y es que el emblemático vocalista ha sido objeto de deseo de muchas formaciones en los últimos años que han reclamado sus servicios para que aporte un extra de calidad a sus trabajos. 

Poco más que añadir sobre este primer LP de PLAGUESTORM que, como habéis podido comprobar al leer esto, está lleno de sorpresas. No te quedes con las ganas de saber si te sorprendería también su escucha.

Comparte: