PERSEKUTOR (ROU) – Permanent winter, 2020

Enlaces:

Hacía tiempo que no escuchaba un grupo de black metal con un sonido más cercano al heavy metal o al thrash que al metal moderno. Los «ough!» y los riffs al estilo de hace veinte años reinan en este cuarto lanzamiento de PERSEKUTOR. Alrededor de media hora de letras repetitivas, guitarras pesadas y un sonido compacto y potente es lo que caracteriza a este lanzamiento. Debo destacar y felicitar a quien haya producido este álbum por la mezcla tan orgánica y natural que ha quedado, sin ser pobre o deliberadamente de baja calidad. La presencia y tono de las guitarras están muy equilibrados con la batería y el resto de elementos, y la voz se siente amplia y con mucho cuerpo.

En primer lugar, no es un álbum que vaya a destacar por una composición rica y compleja. Los riffs son sencillos, la estructura de las canciones muy estándar y, en general, todas las canciones son muy fáciles de seguir. En ese aspecto es un lanzamiento muy hard rockero. No es nada que no hayamos escuchado antes. La letra nos transporta a un infierno de hielo en el que la violencia es justa y necesaria para la supervivencia, y la depravación y degeneración de la moral son consecuencia del frío infierno post-apocalíptico que nos describen.

Este álbum conforma la producción definitiva de las diversas demos y EPs que PERSEKUTOR ha compuesto desde su formación, y esta madurez tanto en la interpretación como en la producción de los temas se nota. Permanent winter es sin duda una unidad bien definida, y ningún tema destaca por no encajar en el contexto de los demás. Quizás incluso se me hayan hecho algo similares entre ellos, aunque, al tener una duración de alrededor de media hora, la escucha no se me ha hecho aburrida sino todo lo contrario.

Espero que en el futuro PERSEKUTOR evolucione y eleve aún más su estilo adquiriendo un carácter todavía más personal. No les falta rodaje ni potencial. Lo suyo será que pongan el empeño y tiempo necesarios como para deleitarnos con un buen álbum de larga duración la próxima vez, en el que la composición sea algo más trabajada y la temática evolucione sin perder el carácter divertido y dinámico que ya tiene.

Comparte: