PERENNIAL ISOLATION (ESP) – Portraits, 2021

Enlaces:

Portada del disco PortraitsRecién estrenada la primavera (estación del año por excelencia de luz y eclosión) los barceloneses PERENNIAL ISOLATION presentaron su nuevo trabajo de estudio titulado Portraits, álbum que ve la luz fuera de temporada estacional. A priori, el gélido y oscuro black metal atmosférico que nos proponen no parece el más apropiado para la época del año. No obstante, pese a la paradoja estacional –probablemente provocada por la fatídica pandemia, ya que a principios de 2020 los temas estaban grabados– existe un nexo de unión entre la soleada primavera y la oscura sonoridad del disco: la innegablemente subjetiva belleza.

Portraits es un canto a la oscuridad que nos sumergirá en un gélido y solitario letargo. El frío invernal llega con ”The fall awakening” en forma de ventisca que hará descender con sigilo nuestra temperatura corporal adaptándola a la ambiental. Una vez listos, dejaremos nuestro cuerpo en estado hipotérmico para viajar errantes por los distintos parajes que componen el disco. Parajes en los cuales su inmensidad queda perfectamente representada gracias a la reverberación del sonido, sobre todo en las guitarras.

En PERENNIAL ISOLATION la naturaleza siempre ha sido un tema recurrente y en este trabajo no iba a ser menos. La propuesta de los barceloneses es un viaje a vista de pájaro por paisajes nevados y solitarios. Un vuelo raso donde la intensidad viene marcada por la batería, y la belleza visual es sustituida por melodías atmosféricas y melancólicas. Esta combinación hará que en nuestro viaje alcancemos cumbres altas para después lanzarnos al vacío y descender a las profundidades de bosques densos y opacos. Lugares donde la ausencia de luz imposibilitará encontrar una salida. Perdidos en la oscuridad, nuestro único lazarillo será el vocalista, quien con unos guturales afilados y agónicos conseguirá desenterrar todo el dolor y sufrimiento enterrado en capas y capas de hipocresía. Una voz que bien podría ser el grito silencioso de Gaia ante el daño provocado por el más cruel de sus hijos.

Dicho ciclo de ascenso y descenso se repite a lo largo de todo el trabajo. En este aspecto el álbum es lineal, sin sobresaltos, y canónico al estilo que practican. Gracias a su calidad compositiva, las nueve canciones logran crear un ambiente idóneo para arroparse y desconectar de la realidad. Atmósfera melancólica y amarga que a su vez consigue transmitir una resignada paz. Dos buenos ejemplos de ello son “Unceasing sorrows from the vastness’ scion” o “Emanations from the swallowed twilight”; no obstante, si aún no habéis escuchado el disco, os recomiendo que abráis vuestras ventanas auditivas y dejéis que el frío invernal de PERENNIAL ISOLATION penetre en vuestros oídos y os hiele el alma.

Comparte: