Pagan metal eslavo: Cinco bandas que deberías escuchar o de lo contrario morirás

Enlaces: Facebook

Los que me conocen saben que, además de ser un devorador de música, soy un fetichista del metal extremo de corte pagano, más aún si cabe cuando está interpretado en lenguas que no sean la inglesa. Pues bien, durante todos estos años de investigación en el viking, el folk, el pagan o similares interpretados en la lengua original de distintos países, he desarrollado especial devoción por los sonidos del pagan eslavo. Pocos sonidos hay tan característicos como los de sus instrumentos tradicionales mezclados con la agresividad del black metal o de otros géneros extremos, así como la sonoridad del ucraniano, el ruso o el polaco.

Es por eso que he decidido hacer un pequeño homenaje a bandas que o bien representan bien estos sonidos mencionados antes o defienden desde hace tiempo el sentimiento del folclore eslavo. Aquí os dejo con cinco bandas de pagan metal eslavo que, a pesar de no estar expuestas en ningún orden concreto, debéis escuchar u os mato.

ASHEN LIGHT: Activa bajo este nombre desde 1998, la música de esta formación moscovita siempre tuvo una gran carga black metalera, y en sus primeros años practicaban un black metal muy pagano con pinceladas de folk al más puro estilo NOKTURNAL MORTUM. Poco a poco fueron dejando de lado estos sonidos para sustituirlos por otros más sinfónicos, hasta el punto de apartar incluso el elemento pagano de sus letras. Sin embargo, considero Песнь Велеса como uno de los discos más auténticos dentro del black metal eslavo pagano y uno de mis discos favoritos dentro del género.

Nueve discos en larga duración y un split junto a DIVIZION S-187 avalan su carrera musical, aunque su último lanzamiento data de 2011 y desde entonces no han vuelto a editar nada, a pesar de que siguen activos; esperemos que vuelvan pronto a las andadas.

SLAVLAND: One man band creado en 2001 por Belzagor, que ha mantenido una fructífera actividad desde entonces grabando dos demos y ocho discos en larga duración. SLAVLAND es una de las bandas nombradas hoy que más me gustan, ya que además del atractivo del one man band (es un rollete que me atrae mucho esto de las bandas de una sola persona) y a pesar de que en muchos de sus trabajos el sonido es bastante malo, la calidad y peculiaridad de sus riffs me enganchó desde la primera vez que los escuché.

Las partes más folcóricas, muy en la vena del rollete que llevan los lituanos SKYFORGER o los rusos PAGAN REIGN (de quienes hablaremos un poco más abajo), imprimen un aura de antigüedad que casa a la perfección con la parte extrema de la música. Eso sí, este polaco procura que en todos sus discos la caña sea la que lleva la batuta, ya que suele hacer alarde de la velocidad a la que ejecuta sus riffs, resultando un pagan black metal rabioso y veloz.

ALKONOST: Con diez elepés en su carrera más otro montón de demos, recopilatorios, singles y algún EP, son de los más veteranos dentro del género, aunque inevitablemente a la sombra de sus paisanos ARKONA, en parte quizá porque ALKONOST siempre apostó por sonidos más tranquilos que la banda liderada por Masha «Scream» , aunque también han coqueteado con el black metal en muchas ocasiones. En el caso de ALKONOST, también ha sido liderado estos últimos años por una mujer, Ksenia Pobuzhanskaya, expeliendo su preciosa voz que nada tiene que envidiar a los limpios de Masha. Quizá no tenga que ver nada en la fama de la banda sobre la que ahora hablamos en este artículo que apostasen por acercarse más al folk puro o al doom, pero sí es cierto que bandas como esta o los también más doomers BUTTERFLY TEMPLE (adivinad, de Rusia igualmente) estén un poco más metidos en el underground del pagan metal y el folk que otras bandas más extremas y cañeras.

Sea como sea, ALKONOST tiene todos los ingredientes para enamorar y deleitar a los seguidores de sonidos folclóricos rusos, así que no dudéis en dar un repaso a su discografía. Os recomiendo que comencéis con Путь непройденный, su LP de 2006, o incluso si preferís aventuraros con su material más reciente, también podéis darle caña a su más reciente trabajo, Октаграмма, lanzado el pasado año y el cual podéis escuchar entero en el enlace que figura aquí debajo.

PAGAN REIGN: Sin duda mi banda favorita dentro de la rama eslava del pagan/folk metal. Formados en el 97 e inactivos desde 2007 hasta 2012, cuentan con cinco elepés y un EP. Los (cómo no) rusos PAGAN REIGN han sido desde su primer trabajo unos innovadores a la hora de mezclar el folclore de sus ancestros con el metal extremo, resultando uno de los productos con más personalidad y calidad del panorama pagano, ya no sólo eslavo, sino mundial. Balalaikas, domras, mandolinas, además de diversos instrumentos de viento (tin whistles, zhaleikas…) son las armas con las que acometen estos muchachos al oyente tema tras tema y ejecutando al mismo tiempo un black metal al más puro estilo eslavo.

La mejor muestra de lo que PAGAN REIGN es capaz de ofrecer cuando eleva al mismo nivel la parte metal y la parte folk es Ancient fortress, su LP de 2006 (del que también existe versión en ruso, Tverd), desplegando una cantidad de energía brutal tanto con las melodías folclóricas como con las agresivas líneas de guitarra, batería y voces. Un disco que representa perfectamente la esencia de este pequeño movimiento y que espero algún día poder analizar para nuestros lectores a modo de clásico. Por supuesto, no hay que olvidarse de mentar su soberbio debut Древние воины, editado en 2002.

KRODA: activos desde 2003 y relacionados de manera errónea en numerosas ocasiones con la escena NSBM, KRODA es una de las bandas más respetadas dentro de la escena pagana, casi de culto. Cuentan con siete elepés, dos splits, un EP y varias ediciones en directo. Muy en la vena del black metal practicado por los ya mencionados anteriormente NOKTURNAL MORTUM, DRUDKH, WODENSTHRONE o incluso NEGURA BUNGET, al igual que la mayoría de estos proyectos, KRODA emplea diferentes elementos folclóricos para completar su música de manera magistral.

No se reduce todo a la característica sopilka (una especie de tin whistle de madera) que suele mandar en muchos de sus cortes. También emplean un tipo de arpa de boca llamada drymba, trembita (también conocida como trompeta de los Cárpatos) y varios instrumentos de percusión tradicionales. Si a todo esto le añadimos la inclusión de guitarras acústicas y teclados atmosféricos, el resultado no es otro que KRODA en estado puro, uno de los actos de pagan black metal más puros y auténticos del planeta.

Como conclusión, no puedo sacar otra que no sea la de haber inducido a más gente a que escuche nueva música, que al fin y al cabo es para lo que estoy aquí escribiendo esto. Si además de sumergirte en los extensos mares que nos ofrece el mundo del metal extremo eres de los que prefiere zambullirse en las gélidas aguas paganas que emergen desde Europa del este, pero no vas a darle una oportunidad a ninguna de estas bandas después de leer este pequeño artículo, más te vale comprar un billete a alguna zona dejada de la mano de Dios, porque si no te buscaré, te encontraré y acabaré contigo.

Comparte:

COMENTARIOS