OVER – The other side, 2013

Enlaces: Facebook

Over Portada The other sideEn cierto modo, tenía esperanzas en este disco, de alguna manera creí que después de tanto tiempo que hemos pasado inmersos en un silencio sepulcral, surgirían bandas con nuevas ideas y arrojarían algo de luz a la total oscuridad de la escena de este país.  Pero no, de nuevo me equivoqué.

Han pasado los años y parece que nadie apuesta por renovar un estilo que, en el mejor de los casos, ha vivido su segunda juventud en aquella explosión de rímel y negritud que eran HIM, ENTWINE, TO/DIE/FOR, ZERAPHINE, NEGATIVE y un larguísimo etc. Por descontado, no tildaría de gótico todo ese movimiento, tal vez sí en ciertos planteamientos, pero sinceramente creo que el GOTHIC ROCK es mucho más que caras tristes y uñas pintadas de negro. Llamémosle por ejemplo;  Him Rock, puesto que todos y cada uno de ellos repiten incansablemente (algunos con mejor fortuna que otros) los clichés manidos del grupo de Valo y Cía.

Y es ahí a donde quería llegar a parar tras esta divagación. Por qué seguir explotando una mina, que si bien fue fructífera en su día, ahora mismo, te limita y encasilla de tal modo que llega a eclipsar el potencial de un grupo.  Con esto me refiero a que después de un par de escuchas al disco, resulta sencillo adivinar que detrás de esa fachada finlandesa, se esconde un grupo mucho mayor, pero que apenas se esfuerza por salir. ¿Por qué digo esto? Solo hace falta escuchar Dead swing para entenderlo. Con ese aire a lo SEX MUSEUM y por alusiones a DEEP PURPLE, con el teclado como protagonista y un ritmo que cabalga de vuelta a los setenta, un aire que por cierto, vuelve a reaparecer ligeramente en Sweet drugs. El resto de los temas, se mueven entre los cauces típicos de los grupos escandinavos que antes os nombré, ni más ni menos, es eso. Him Rock si lo preferís, pero sin la personalidad y el carisma suficiente para aportar algo más, en caso de que se pueda, y no repetir los mismos esquemas, de acordes y ritmos calcados y con las mismas letras predecibles.

Con todo esto, ¿estoy diciendo que este es un mal disco? Eso, querido lector,  deberías juzgarlo tú mismo. Desde un punto de vista objetivo, lo veo como un primer paso del que partir hacia algo mucho más original y por supuesto, más sincero. Creo que puede haber un grupo interesante si dejan a un lado el Heartagram y enfocan su creatividad hacia otros caminos. Ahora mismo y tras varias vueltas en el reproductor, creo que OVER cumplen pero no convencen.

 

firmadiego

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS