ÓSSERP – Sang i sutge, 2015

Enlaces: Facebook Youtube Twitter BandCamp

osserp02No se de donde han salido estos chicos, pero de la nada van y se sacan de la manga un debut que es un misil tierra aire que destruye todo a su paso. Queda todavía medio año, pero ya puedo decir que este Sang i sutge es una de las sorpresas de 2015. Una mezcla de hardcore d-beat, death sueco con el tono tan característico de los Sunlight Studios, y algunos toques de grindcore, resultado: una mezcla más peligrosa que un cóctel molotov. No son los primeros, ni los últimos que hacen esto, el primer ejemplo que se me viene a la cabeza son los BLACK BREATH. Pero es que suenan tan bien y tan revienta cabezas que es casi imposible no rendirse ante los «encantos» de los de Barcelona.

Ocho temas que van directos a la yugular y que se desarrollan en poco más de media hora, aquí la palabra aburrimiento no existe y el adjetivo demoledor se instala en tu cabeza sin posibilidad de quitártela hasta que acabe el trabajo. En principio, media hora puede parecer un escaso margen de maniobra. Todo lo contrario, dando por sentadas las limitaciones del estilo, los catalanes pueden adoptar el modo metralleta con un tempo rapidísimo o cambiar a modo apisonadora con los tempos lentos. Y no tenemos por qué elegir entre uno y otro modo, podemos tenerlo todo. Véase el tema de apertura, «Ensorrant castells», que parece que tarda en arrancar, hasta que lo hace a toda potencia, y ahí son un huracán, hasta que bajan ligeramente el ritmo y oímos los riffs contundentes que podrían haber parido ENTOMBED perfectamente.

Ya sea el tempo más o menos rápido, aquí la mala hostia sale a borbotones. No puedo pasarme toda la reseña relatando cuando van cambiando de ritmo en esta particular montaña rusa. Es más, es casi imposible elegir una canción sobre el resto. No obstante, debo decir que me quedo con el último tema, «Les 67 llunes de Jupiter», el tema relativamente más lento, pero también el más devastador, en el que incluso se atreven a utilizar un sintetizador en sus primeros compases, algo que da un cierto punto desconcertante a la canción.

La tormenta que nos cae encima es tal, que cuando acaba todo necesitamos un respiro para recomponernos de todo por lo que ÓSSERP nos han hecho pasar, a base de metal extremo de altísima calidad y que nos deja exhaustos si decidimos escoger la opción más sabia y escuchar todo de una sentada. Machaca, pero no satura.

Otro punto a favor es la producción. Sé que, viendo los géneros que se mezclan aquí, una producción más sucia no habría desentonado, pero en su lugar han optado por una más limpia (sin optar por la sobreproducción, claro está), algo perfecto para captar todos los detalles, y porque nadie le dice que no a una tralla en buena calidad sonora para ponerla bien alta a través de los altavoces de su casa (o de su coche).

Si el listón está tan alto para el primer disco, miedo me da lo que puedan hacer en posteriores entregas. No creo que ni cantar en catalán les cierre puertas de cara al extranjero, y esperemos que sea así, porque este Sang i sutge asusta por donde quiera que pase. Lo jodido realmente será superarse a sí mismos, pero para eso todavía queda bastante. Ahora torturémonos con todos y cada uno de los cañonazos que han parido.

firmapablobalbontín

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS